¿Cómo hacerme rico?

Sin caer en la trampa

Al navegar por las redes sociales encontrarás mucha gente que ofrece ganar dinero de forma rápida, y te aseguro que hallarás el mismo tipo de persona en las distintas plataformas de Social Media, con el mismo tipo de discurso.

Te asombrarás si te digo que ese tipo de personas existían antes del Internet… Cada generación tuvo su propia versión de ese tipo de ofertas. Pero por alguna razón seguimos cayendo en la trampa.

Y es que el fraude ha existido desde antes que Adan y Eva comieran de la manzana prohibida, haciendo a la gente millonaria.

La verdadera pregunta que te debes hacer no es ¿Cómo hacerme rico rápido? Sino cómo evitar caer en la trampa.

Infografia Estafa Ponzi. Por: Irama y Gledis

Creías que el negocio de Don Naza era algo nuevo

A mediado del año 2021 se ordenó la captura de Miguel Ángel Nazareno, mejor conocido como Don Naza, este hombre captaba dinero en Quevedo (Ecuador) ofreciendo pagarlo en ocho días al 90% de interés. Te asombraría si te digo que esta estrategia de estafa no es nueva, de hecho la hizo famosa Carlos Ponzi, un italiano que llegó a Norteamérica haciéndose conocer como el “el mago de las finanzas”.

En 1919  Carlos Ponzi creo un plan para hacerse rico, prometió el 50% de interés para un plazo de 45 días y del 100% en un plazo de 90 días.

El juego consiste en prestar dinero a Pedro para pagarle a María, luego se pide prestado a María para pagarle a Juana y así sucesivamente, el problema es que si todos los inversionistas deciden retirar el dinero al mismo tiempo, todo se derrumba.

Las estafas Ponzi se confunden con las estafas piramidales, pero son distintas. Esta última consiste en pagarle a Pedro si convence a Pablo para que se sume a la estafa, y si Pablo trae a María, tanto Pedro como Pablo se llevan una parte de ganancia, y así sucesivamente.

Las empresas de Marketing Multinivel también se basan en un modelo de negocio de reclutamiento. Este caso  me recuerda aquella oferta de ventas de aceites esenciales, la de cosméticos y maquillaje, o aquellos productos de batidos que prometen al cliente adelgazar. Los negocios de Marketing Multinivel son negocios legítimos siempre y cuando el dinero provenga de los clientes externos que compren sus productos. Y esa es la gran diferencia con las estafas piramidales, y es que estas ofrecen productos bastantes inútiles y la mayor parte del dinero proviene del reclutamiento. De manera que cuando la estafa queda sin gente que reclutar, entonces todo se viene abajo.

Ejemplo de cómo te contactarán para tratar de estafarte

Felicidades, acabas de ganar la lotería

En diversas oportunidades he recibido a mi número de Whatsapp la noticia que he ganado cierta cantidad de dinero. Se lee tan convincente que por un segundo lo crees, pero si le pones lógica al asunto analizas ¿En qué momento gané la lotería?

Es una usual práctica de estafa a través de Whatsapp a la que debes estar atento y precavido. Porque posiblemente también te digan que te aprobaron un préstamo, a cambio debes dar tus datos bancarios para que realicen la transferencia.

Un día me registre en la página Freelancer, en búsqueda de oportunidades de trabajo. Para mi sorpresa, alguien se interesó. Me ofreció excelentes ingresos, al contactarme por Whatsapp esta mujer contó sobre los requisitos y uno de ellos era que tenía que cancelarles cierta cantidad de dinero como muestra de que era una persona confiable y que podría ser responsable con mis tareas. Rápidamente pensé que se trataba de una estafa, y es algo lógico. La página Freelancer ofrece un sistema de seguridad tanto para el contratante como para quien ofrece los servicios, el empleador cancela la totalidad del servicio a dicha página y esta retiene el dinero hasta que el profesional realice las tareas asignadas. Así que le pregunté: ¿Por qué tengo que dar un dinero a ustedes, si la seguridad y garantía la tiene en Freelancer? Allí se desapareció y jamás volvió a contestar.

Estafa a través de los email

De la nada y en otro idioma, recibes una carta en tu correo electrónico, en la que se presenta como una persona muy rica pero que necesita invertir el dinero en tu país. El punto está es que manifiesta no conocer a nadie más, así que decidió trasferir todo su dinero a tu cuenta para que inviertas y hagas multiplicar ese dinero. Para ello solicita que le envíes tus datos bancarios. La pregunta es ¿Quién es esta persona? ¿Cómo que no conoce a nadie más y sólo a mí? ¿De dónde me conoce? No soy inversionista, ¿por qué darme el dinero para invertir? ¿Por qué quiere invertir en mi país, y peor aún por qué no menciona el nombre de mi país?

Evidentemente es una estafa, y se es puesta en práctica desde hace muchos años antes que existiera el internet. Es llevada a cabo por príncipes nigerianos y presos. Por alguna razón, este tipo de estafas siguen reuniendo millones de dólares al año.

Capacitaciones que te prometen ganar dinero a cambio de cursos

Atención a las capacitaciones fraudulentas

Seguramente has visto mucho este tipo de ofertas, capacitaciones que prometen hacerte ganar dinero. Consiste en que deberás cancelar cierta cantidad de dinero por una formación que te hará ganar mucho más dinero.

Un ejemplo de ello es la oferta de enseñarte a cómo invertir dinero en las criptomonedas, te dicen que inviertas dinero en las clases y que al mismo tiempo podrás comenzar a realizar inversiones, lo que conlleva a ganar dinero. Promesa falsa, nunca te harán ganar dinero, su intención es ofrecerte cada vez un curso más costoso.

Características de estos vendedores estafadores

Estas personas se caracterizan por ser excelentes vendedores, y el punto es que utilizan todas las estrategias para que usted se sienta confiado y seguro de invertir.

  1. Realizan promesas fantásticas. Cómo por ejemplo: hacer crecer tu inversión en un 90% en ocho días.
  2. Tienen historias convincentes de cómo se hicieron ricos
  3. Testimonios de clientes satisfechos
  4. Crean una sensación de urgencia

De manera que todas las estafas se basarán en estrategias similares. En el libro “Toque de Midas”  de Donald Trump y Robert Kiyosaki se habla que las estafas son necesarias porque de ellas aprendemos. Si has sido víctima de una estafa, es porque necesitabas aprender esa lección para tus experiencias futuras. La idea es que a medida que pase el tiempo seas precavido al tomar decisiones que pongan en riesgo tu negocio. Sin embargo, te confieso que prefiero vivir en un mundo de estafadores, porque de lo contrario dejaría de confiar en la gente. Irama Gil   

5 errores a evitar para vender en internet

Aprende a utilizar el auge del internet a tu favor evitando estos errores comunes. Mientras estás allí creyendo que es muy difícil vender por internet, el comercio electrónico sigue creciendo, registrando un alza de 40% en el primer trimestre de 2021 en comparación con el mismo periodo en 2020, alcanzando una cifra nada más y nada menos que de 876.000 millones de dólares y se estima que cierre este año por el orden de los 4,2 billones de dólares, de acuerdo a publicación de  la Voz de América

¿Te identificas con este contexto?

Tienes una edad promedio entre los 35 y 50 años, estabas muy bien vendiendo con tu negocio, todo parecía ir de lo más normal hasta que fuiste invadido por dos monstruos: -La pandemia por Covid-19 y, en consecuencia, la vertiginosa migración de clientes al internet.

Todos en confinamiento, los comercios cerrados y tú sin saber qué hacer. De seguro decidiste vender por internet porque te enteraste que todo ahora se vendería por las redes sociales y por Google, pero tampoco lograste el éxito esperado.

Lo que es peor aún, poco a poco aparece la nueva normalidad, de una u otra forma el mundo parece recuperar su ritmo, pero, con la salvedad de que el auge del comercio electrónico no solo sigue, sino que va en crecimiento exponencial y tú, sigues sin saber cómo vender, intentando de todo, pero sin los resultados deseados.

Pero tranquilo, todo tiene solución. Probablemente lo que te sucede y la razón por la que hasta ahora no has logrado hacer de las ventas por internet el mejor de los negocios para ti es porque de seguro estás cometiendo uno de estos 5 errores y eso te está afectando tanto emocional como económicamente.

Partamos de que tengas claros dos puntos elementales:

El primero de ellos es, que quiero que te sincerases contigo mismo ¿Te gusta o no te gusta vender?

Lee también:9 claves para ser un vendedor

Bien, sea cual sea tu respuesta. Es importante que estés claro contigo mismo. Si la respuesta es no, entonces piensa muy bien en cambiar de ramo, no pierdas más tu tiempo porque haga lo que hagas si no cambias tu actitud hacia las ventas tampoco cambiarán tus resultados.

Ahora, si te gusta vender, excelente, es un buen punto a favor para que comiences a ajustar algunos detalles y apliques las herramientas que te vamos a proporcionar de forma gratuita en este artículo y comiences de una vez por todas a sacarle provecho al internet, ganando dinero con tu negocio.

El segundo punto y es en donde te invito a ampliar tu visión empresarial es que tomes conciencia y entiendas que no hay vuelta atrás con el comercio electrónico, esto llegó para quedarse y seguirá creciendo rápidamente con o sin pandemia. Pese a que muchos países a están volviendo a sus rutinas habituales y muchos comercios abrieron sus puertas, hay miles de personas que ahora hacen y seguirán haciendo sus compras por internet, descubrieron comodidad y seguridad y no lo cambiarán por nada. Esto es un gran punto a tu favor.

También te puede interesar:  4 errores que debes evitar para vender más

Fíjate muy bien en lo que te digo:

De acuerdo al Índice de Economía Digital de Adobe, el comercio electrónico registró un alza de 40% en el primer trimestre de 2021 en comparación con el mismo periodo en 2020, alcanzando una cifra nada más y nada menos que de 876.000 millones de dólares y se estima que cierre este año por el orden de los 4,2 billones de dólares.

Esta estadística refleja datos de más de 80 países en el que se observa como comportamiento común en los consumidores que siguen realizando compras en línea pese a que pudieran acudir libremente a un local comercial a abastecerse de bienes o servicios.

Otro dato interesante es que el estudio también reveló que entre un 9% y 15% de consumidores en países de América, Europa y Asia jamás habían comprado por internet antes de la pandemia, lo que se traduce a un crecimiento de la demanda de bienes y servicios, interpretándose como la oportunidad perfecta para que miles de negocios también crezcan a la par con el mercado on line y se expandan sin restricciones algunas.

Estos datos de acuerdo a una publicación de  la Voz de América

Comencemos:

Ahora bien,

¿Cuáles son esos 5 errores que pueden estar afectando tus ventas por internet?

1-Tienes miedo:

De seguro cuando leíste la última parte de la estadística que te mencioné anteriormente pensaste que eso no era contigo porque lo que ofreces solo lo puedes vender en tu país, pues, déjame decirte, que esto se trata de pensar en grande y de tener un poco de visión empresarial.

Mira, el hecho de que tu negocio solo sea para ofrecer bienes y servicios a nivel local, no quiere decir que en tu país o tu localidad no se esté replicando lo mismo que en Estados Unidos, Japón o Inglaterra, el comportamiento es igual e indistinto del lugar en el que te encuentres, hasta tú pudieras estar en esa estadística, ¿qué hábito de compra has cambiando tras la pandemia?

Ahora bien, el punto acá es que vendas más y el miedo al que me voy a referir en adelante es a ese miedo a lo desconocido ¿Cómo hago para vender por internet? ¿Cuál es el secreto para vender por internet?  No hay secretos, solo debes abrirte a lo nuevo y adaptarte, el hecho de que no sepas cómo funciona no quiere decir que debas ignorarlo porque el mundo avanza hacia allá y tú te vas a extinguir como el dinosaurio.

Date la oportunidad de conocer cómo funciona el mundo del internet, conoce todas las ventajas que te ofrece, por ejemplo: llegar a miles y por qué no, a millones de personas para ofrecerles tu producto o servicios, personas que jamás van a ir a visitarte en tu negocio; otra ventaja, ahorras tiempo y dinero, estando en internet ya no es indispensable que inviertas en el alquiler de un local si eso lo tenías en mente, puedes funcionar como una tienda virtual, la cual podrás atender tú mismo, y ahorrar gastos operativos.

Debes pensar en grande, te repito. ¿Quieres o no quieres crecer? No tengas miedo a pensar que tu negocio crecerá, solo míralo como una bendición y que podrás ahora contar con mayores ingresos y que tu marca se posicione a nivel nacional o mundial ¿Te imaginas? Eso se traduce a la tan anhelada libertad económica y a dar el salto hacia un futuro económico envidiable.

Piénsalo… pero, sigue leyendo para que conozcas los otros 4 errores que aun puedes estar cometiendo.

Lee también: Cómo lidiar con la incertidumbre  

2-No conoces muy bien tu público objetivo

Es muy recurrente que las personas entran muy emocionadas a vender por las redes sociales, crean una  fans page en Facebook, cuentas en Instagram, Twitter, Tik tok, etc, empiezan a publicar y publicar y no pasa nada, no alcanzan a llegar a muchas personas.

Cuidado con esto: De seguro no tienes muy claro a quién te diriges, y eso es un error fatal. Si no tienes definido a tus clientes ¿Cómo piensas venderles? Si no sabes cuáles son sus necesidades, sus gustos o preferencias ¿Qué piensas venderles?

Así mi estimado lector, para evitar caer en este error lo primero que debes hacer antes de lanzarte como loco a la aventura de hacer publicaciones al vacío es construir tu avatar de cliente ideal

¿Cómo hacer un avatar de cliente ideal?

Comencemos por definir qué es un avatar de cliente ideal, de manera muy sencilla me refiero a que debes aprender a saber todo sobre tus clientes potenciales, personas que estarían interesadas en tus productos o servicios, desde su edad hasta sus comportamientos de compra.

De esta forma puedes lograrlo.

Pasos para realizar un avatar de cliente ideal

Paso 1: Elabora un perfil de tu cliente ideal:

Datos que debes conocer: Edad, genero, su ubicación, si usa o no teléfono inteligente, estado civil, si tiene hijos, profesión, preferencias en cuanto a mascotas, deportes, música, comida, estilo de vida, en qué área trabaja, hobbies.

Paso 2: Define sus objetivos:

Piensa en preguntas como: Cuáles son sus retos, deseos, motivaciones, cuál sería el mayor inconveniente de tu cliente ideal, qué sería lo peor que podría sucederle si no logra solucionar ese inconveniente, descubre sus miedos, qué quiere cambiar, cuáles son sus deseos.

Paso 3: Piensa en tu servicio:

Pregúntate cómo tú con tu servicio puedes darle soluciones a tu cliente ideal, cuál es el tipo de producto o servicio adecuado que ofreces para diferentes tipos de público, qué ofreces tú que no tenga tu competencia, qué otros productos que guarden relación con el tuyo ellos consumen.

Paso 4: Comportamiento on line:

En este punto, debes ubicarte en aspectos como estos: en cuales redes sociales tiene mayor presencia tu cliente ideal, en cuál de ellas pasa más tiempo y a qué horas está conectado mayormente, qué tipo de contenidos les resulta más interesantes.

Paso 5: Comportamiento de compra:

Acá debes responder a cuestionamientos como: quién toma las decisiones de compra, en qué prefiere gastarse el dinero, qué productos consume.

Respondiendo a estas interrogantes habrás definido a quien te vas a dirigir, cómo te vas a dirigir y sobre todo a dónde vas a encontrar tus clientes potenciales.

Para saber más como crear este avatar y cómo hacer una segmentación de tu cliente ideal, puedes solicitar una asesoría gratuita aquí

Te puede interesar: Cómo planificar las actividades de mi negocio

3-Manejo inadecuado de las redes sociales

Entendemos la frustración que sientes cada vez que publicas contenidos nuevos en tus redes sociales y no logras ningún resultado, créeme que nos ha pasado. Sabemos perfectamente lo que sientes cunado no te dan me gusta, like, ni mucho menos te comentan. Pues, tras analizar varios casos de nuevos emprendedores a quienes les sucedía lo mismo y de acuerdo a nuestra propia experiencia, te podemos decir que muy probablemente estás cayendo en el grave error de solo vender por las redes sociales.

Aunque suene contradictorio, el meollo el asunto radica en esto: Es un error publicar solo anuncios que vayan dirigidos a vender. ¿Te ha pasado, que sigues a una determinada cuenta y lo único que hace es venderte? Terminas ignorándola cansado de ver a esos vendedores virtuales fastidiosos que no dejan de insistirte en que les compres.

Si tú haces esto, entonces, no te sorprendas que tu comunidad te vea como spam.

¿Qué hacer entonces?

Muy sencillo

Lo primero que debes tener claro son las funciones de las redes sociales, ellas están hechas para informar, entretener, educar, inspirar, dar y convencer, esto se traduce a que tus publicaciones deben ir direccionadas hacia estos 6 puntos.

Recuerda que la finalidad de las redes sociales es crear una comunidad con la que puedas conectar, que pueda interactuar contigo, que logres que se identifique contigo y con tu marca y en dicho proceso se convertirá en tu cliente.

Lee también: Cómo vender en redes sociales

Para que logres tus objetivos en las redes sociales te recomendamos

  1. Que diariamente actualices tus redes sociales
  2. Que tus contenidos sean variados: Dependiendo de la hora de tu publicación puedes colocar un contenido que proporcione información a tu comunidad sobre cómo solucionar una determinada situación relacionada con tu producto o servicio, por ejemplo: si tu vendes maquillajes, puedes informar a tus clientas tips sobre el cuidado del rostro, cómo evitar manchas en la cara, cómo quitarse el maquillaje antes de dormir, entre otros. Del mismo modo con el resto de los contenidos, puedes publicar casos de éxitos, historias inspiradoras, puedes organizar concursos, entre otros.
  3. Debes valerte de todos los recursos que te ofrecen las redes sociales: Por ejemplo, es importante que mantengas actualizadas tus historias, crear contenidos entretenidos con videos, gif, hacer infografías, apelar a las transmisiones en vivo.

Recuerda que, al otro lado del teléfono, computadora o Tablet, en cualquier red social se encuentra otro ser humano que al igual que tú siente y padece, que ríe, llora, canta, baila, tiene problemas y ante eso debes sensibilizarte y dar, convertirte en un punto obligado para tu comunidad cuando quiera reír, olvidar o simplemente solucionar un problema.

Tú único propósito es ayudar, la venta es una consecuencia lógica de un buen manejo de redes. Si deseas asesoría personalizada sobre cómo manejar tus redes sociales de forma más efectiva solo regístrate acá y déjanos un mensaje solicitando tu asesoría gratuita aquí

4-Falta de empatía cuando el cliente se pone en contacto contigo

Este punto es muy importante que lo tengas presente, no existe diferencia entre lo que pueda sentir una persona cuando va a un local comercial a buscar una ayuda para solucionar algún inconveniente a lo que pueda sentir cuando busca esa misma ayuda por internet.

Te reitero, quien está al otro lado del dispositivo es otro ser humano que al igual que tú siente y padece, así que trátalo como quieres que te traten a ti, trátalo como si lo tuvieras frente a ti.

¿De qué te sirve que hagas una extraordinaria campaña por las redes sociales e inviertas en publicidad, para que cuando los clientes potenciales lleguen a ti tú no lo les des la atención que merecen?

¿sabes qué va a pasar?

¡Exacto!

Se van a ir, van a elegir a la competencia.

Se van a ir a donde los traten como seres humanos.

 Así que presta mucha atención, cuando un cliente potencial llegue a ti escúchalo, déjalo que sea él quien hable, que te cuente su problema, sólo así sabrás qué ofrecerle y cómo solucionarle, sensibilízate con esa persona, no te lances a venderle de una vez, crea primero un clima de confianza, deja que esa persona conecte contigo y la forma de lograrlo es escuchándolo, haciéndole sentir que tú estás para ayudarlo, que dio con el sitio ideal en donde su problema será resuelto.

Es indispensable que te ganes la confianza de tu cliente potencial, porque recuerdas que en internet existen muchas estafas y las personas tendemos a tener siempre un poco de desconfianza, así que muéstrate real y dale tranquilidad y seguridad a tu cliente.

De la misma manera, es imperativo que le respondas a tiempo.

¿De qué te sirve que hagas una extraordinaria campaña, que gastes dinero en ella y que cuando los clientes se comunican contigo tu no respondas o respondas tres días después?

¿Sabes qué va a pasar?

Así, es… se van a ir a preguntar a la competencia.

¡Qué bueno eres, te encanta trabajar para otros!

No, de ninguna manera. Sabemos que seguirás nuestros consejos y tendrás en cuenta que atender a tu cliente a tiempo es igual como cuando alguien llega a tu tienda física entusiasmado porque escuchó tu publicidad en la radio y al llegar a tu local lo encontró abierto, y mejor aún le dieron la más cálida bienvenida y la mejor atención desde el primer instante.

También te puede interesar: Una idea para inspirarse

5-No cuentas con un sitio web o no tienes un sitio optimizado

Llegamos al quinto error que puedas estar cometiendo y que te está haciendo que tus ventas se vayan al piso.

Este punto lo vamos a dividir en dos partes.

Parte I: No cuentas con un sitio web

Te lo ponemos de esta manera: ¡Si no estás en internet no existe!

Te decimos más, ¿sabías que el 92% de las búsquedas que se realizan a nivel mundial en dispositivos móviles es dirigida desde Google?, es decir, ese mismo porcentaje de la población de todo el mundo todo lo que necesita lo busca a través de Google y si tú no apareces allí dime ¿cómo quieres que tus clientes te encuentren?

La única forma es teniendo tu propio sitio web.

Imagina por un momento que ofreces servicios de hotelería en la ciudad en la que vives, qué pasa si un turista en otro país decide ir de vacaciones a conocer tu ciudad, obviamente éste necesitará en donde hospedarse.

El paso siguiente será buscar en Google hoteles de tu ciudad y resulta que le aparece tu competencia que no ofrece la misma calidad de servicio que tú, pero, ellos si tienen sitio web, mientras que tú ni siquiera apareces, ¿Qué crees que hará el turista?

Exacto, elegirá a la competencia porque de ti ni siquiera sabe que existes.

Entonces, ¿Vas a seguir perdiendo clientes porque no tienes un sitio web?

Y este es solo un caso de las muchas situaciones que les sucede a diario a miles de emprendedores que no poseen su sitio web.

Parte II: Tienes sitio web pero no está optimizado

Excelente, ya veo que, si cuentas con un sitio web, pero, resulta que tu sitio no se ve por ninguna parte, es como si no lo tuvieras.

Claro, es que no se trata de tener un sitio bonito y presumir ante tus amigos que estás en internet, se trata de que tengas un sitio optimizado para que los motores de búsqueda lo encuentren y te promocionen como alternativa de solución para cuando alguien busque un servicio o producto como el que tu ofreces.

¿Tienes idea de cuántas búsquedas diarias se realizan en Google?

De acuerdo a Internet Live Stats se realizan 6 millones de búsquedas diarias.

Ahora respóndete esto, ¿Cuántas veces has entrado a buscar algo en Google y terminas viendo la cuarta o quinta página?

Nunca, cierto

Pues, te comentamos que, según datos arrojados por una investigación hecha por HubSpot el 75% de los usuarios nunca pasan de la primera página de búsqueda en Google.

Estos datos fueron publicados por NetBul Social Media

Con esto queremos hacerte ver la importancia de que tu sitio web se posicione en los primeros lugares de búsqueda para que aumentes de la posibilidad de atraer tráfico orgánico, por ende, vendas más, para ello debes contar con una estrategia SEO dirigida a crear contenidos de valor de la más alta calidad, haciendo uso de palabras claves que harán que tu sitio web sea rastreado por los robots de Google y te recomienden.

No es un proceso fácil, lleva su tiempo, hay que ser honestas, pero es muy efectiva.

Si combinas tu estrategia SEO con marketing de contenidos y te aprovechas de todos los recursos para posicionar tu web créeme que no solo vas a vender más también, lograrás monetizar tu portal y ganar más dinero.

Acá te explicamos cómo tener tu sitio web posicionado para vender más

Si pones en práctica las sugerencias que aquí te damos estamos seguras que tu relación con las ventas on line van a cambiar del cielo a la tierra, solo basta un poco de visión, apertura a los cambios y esa actitud positiva que te hará aumentar tus cifras de ganancias en corto tiempo, solo ten un poco de calma y acciona. GB

Déjanos tu comentario para saber si te pareció útil este artículo

9 claves del vendedor exitoso

Una estadística presentada por el portal especializado Ventas 2.0, señala que, 44% de los vendedores tienen un 80% de probabilidad de no cerrar una venta, por ende, se dan por vencido y fracasan.

No saber cómo vender es uno de los más graves problemas que enfrentan quienes se dedican al mundo de las ventas, se frustran al ganar bajas comisiones o no ganar nada y optan por abandonar.

La falta de perseverancia, el miedo al rechazo y la desmotivación, muchas veces hacen que personas que pudieron haber sido grandes vendedores pierdan su vida en empleos que nos les gustan tan solo por miedo a vender, prefiriendo la comodidad de un sueldo fijo y de no tener que venderle nada a nadie.

Una prueba de esto lo demuestra una estadística presentada por el portal especializado Ventas 2.0, señalando que, 44% de los vendedores tienen un 80% de probabilidad de no cerrar una venta, por ende, se dan por vencido y fracasan.

¿Te ha pasado esto?

Imagina que puedes obtener las herramientas y conocer los secretos de quienes se han destacado en esta área y han ganado o siguen ganando cantidades de seis cifras en comisiones por sus ventas, saber qué los hace diferentes y cómo hacen para ganar más y más.

¿Te gustaría, cierto?

Seguro que sí…

Entonces sigue leyendo porque en este interesante artículo aprenderás las 9 claves que debes seguir para pasar de ser uno más del montón y convertirte en un vendedor exitoso.

Ya sea que lo hagas del modo tradicional u on line, aunque en este momento te esté costando vender, quieras dejarlo y dedicarte a otra cosa, es importante que tengas muy claro que todo en la vida es una venta, así que, si después de leer este artículo sigues enfocado en dedicarte a otras cosas, entonces, igual deberás aprender y aplicar estas 9 claves porque para conseguir tu próximo empleo como “asalariado feliz” también tendrás que venderte.

Entonces, si por una razón u otra debes aprender esto porque es una herramienta de vida

¿Por qué resistirse a usarla en donde pueda ganar más?

¡Tú decides!

Artículos que también debes leer:

Como vender en RRSS

Vende más con WhatsApp Business

Cómo vender por internet en Ecuador

¿Por qué debes manejar muy bien estas 9 claves?

La razón obvia es porque deseas ganar más dinero, pero reflexionemos un poco:

1-Estas claves sacarán lo mejor de ti, te ayudarán a crecer en todos los ámbitos de tu vida, porque como te dije anteriormente todo en la vida es una venta o, ¿acaso no has tenido que venderte muy bien hasta para lograr alguna conquista?

2-Estas claves también te darán un poder único sobre tu competencia, porque todos querrán saber qué fue lo que tú hiciste para pasar de nada a todo.

3-Estas claves serán una dosis justa para fortalecer tu autoestima porque están diseñadas para que explotes todo tu potencial y saques de una vez por todas a ese ganador que llevas allí dentro.

¿Estás preparado para salir del montón y convertirte en un vendedor exitoso?

1: Descubre a la persona que está leyendo este artículo

Una de las características predominantes que distingue a un vendedor exitoso de uno del montón es su personalidad. Los vendedores exitosos conocen muy bien su personalidad, sus emociones y por eso destacan. En su libro El vendedor más grande del mundo Og Mandino, deja lecciones precisas definidas en 10 pergaminos que te dirán cómo descubrir tu personalidad.

¿Y eso para qué sirve?

Es que, antes que nada, tú debes entender que se trata de que descubras lo que eres capaz de hacer y que son tus acciones y tus formas de actuar lo que te llevarán al éxito en lugar de llenarte de una serie de técnicas de ventas que de nada sirven si no te conoces.

Por ejemplo, las personas terminan comprándole a ciertos vendedores por lo que ellos les transmiten, y eso nada tiene que ver con técnica. Los clientes pueden dudar en un principio de tu producto, pueden desconfiar porque no te conocen, quizás duden de tu apariencia, pero, si perciben en ti a través de una sonrisa genuina que en tu corazón hay pureza y amor, te aseguro que tienes un gran camino ganado para que cierres una venta.

Y esto solo lo puedes aprender cuando te conoces muy bien y sabes cómo manejar tus emociones.

2.-Enamórate de lo que haces

La fuerza más poderosa capaz de mover el mundo es el amor. Cuando amas a alguien, por ejemplo, tus ojos brillan nada más con pensar en esa persona y de tu boca solo salen palabras hermosas hacia ese ser y, lo mejor de todo, los demás se dan cuenta, lo notan y hasta se contagian.

Lo mismo debe ocurrir con tu producto o servicio. Debes amar lo que haces, porque es esa fuerza la que te hará actuar con pasión y solo movido por esa emoción que es más fuerte que tú serás capaz de hacer cosas que el montón no hacen porque sencillamente solo venden porque les tocó y no tienen de otra.

La única forma de enamorarte de algo es conociéndolo, así pues, dedícate a conocer muy bien lo que ofreces porque de esa manera hablarás con propiedad, con sentido de pertenencia y eso mi estimado lector, la gente lo percibe y cuando eres capaz de transmitir amor, te repito, contagias y por ende, venderás más.

Y si en este momento aún no tienes claro si amas o no lo que haces en nuestro artículo Cómo encontrar tu pasión podemos ayudarte a conseguir eso que harías con tanto amor que serias capaz de hacerlo hasta de gratis solo por puro placer.

3- Fíjate metas diarias, semanales y mensuales

Es importante que trabajes en función de lograr algo, no se trata de salir a vender en automático porque necesitas dinero para comer, pagar tus gastos, etc. ¡No! Obviamente, debes satisfacer todas esas necesidades, pero, todo eso debes llevarlo a tu nueva moneda.

 ¿A qué te refieres?, te preguntarás.

Te explico: Cuando trabajaba para una reconocida academia de idiomas como vendedora de cursos de inglés, cada inicio de mes, hacía una lista de mis gastos para las siguientes cuatro semanas, eso incluía comida, alquiler, transporte, vestuario, peluquería, capacitaciones, placeres, ayudas a mi familia y ahorro.

El monto que daba esa lista era la cantidad de dinero que debía ganarme ese mes vendiendo mis cursos. Entonces, me preguntaba para ganarme esa cantidad de dinero cuántos cursos debo vender.

De esta manera, sacaba mi meta de venta mensual y mi nueva moneda no eran ni dólares ni bolívares sino matriculas, es decir, si quería cualquier cosa solo me decía: -Eso equivale a dos matriculas, o sea, dos ventas.

Así trabajaba con un norte, en función de algo, había un propósito, un para qué y eso era suficiente motivo para despertarme todos los días muy temprano y salir a vender.

Un punto muy importante, es que esa meta mensual la subdividas en metas semanales y diarias para que no te presiones y en lugar de pensar en que tienes que hacer 20 ventas este mes, pienses en que solo son 5 semanales, es decir, una diaria si trabajas de lunes a viernes, por ejemplo.

4- Debes tener una brújula

Ahora bien, si ya sabes tú meta del mes, tienes tu objetivo definido y la motivación a millón, entonces es el momento de que planifiques cómo vas a lograr esa meta y para ello necesitas un plan, una guía que te sirva de brújula para alcanzar el objetivo.

El vendedor exitoso tiene éxito no porque sea un ser sobrenatural, ¡no señor! El vendedor exitoso lo es porque se planifica, porque sabe lo que quiere y tiene una idea, un plan preciso de cómo lo va a lograr y no conforme con eso, jamás duda de su plan y sin perder tiempo empieza a aplicarlo.

En su libro Piense y Hágase rico, Napoleón Hill destaca la importancia de tener una idea clara. De hecho, reafirma que de nada sirve llenarte de conocimientos, datos, cifras y estudios, si no posees una idea clara de cómo sacarle provecho a eso y convertirlo en dinero.

Acá es perfectamente aplicable, si no tienes un plan y si no accionas por mucha motivación y buena fe que tengas jamás tendrás buenos resultados y terminarás fracasando.

Empieza ahora mismo, busca lápiz y papel y comienza a dibujar ese plan de acción.

Recuerda debe ser claro, preciso, aplicable y sobre todas las cosas debes de creer en él.

5.-Conviértete en un servidor

Aunque no conoces a la persona que  va a comprar tu producto o servicio, y tu único interés sea vender, déjame decirte que si te dedicas solo a vender jamás cerrarás una venta.

Pero, ¿Qué dices?… estarás allí pensado.

Ahora, te pregunto esto y respóndete con sinceridad…

¿Por qué has llegado hasta este punto en la lectura de este artículo?

¡Claro! Porque necesitas ayuda para ser mejor vendedor

Responde esta otra pregunta: ¿Hasta ahora te he vendido algo?

¡Exacto, no!

Pero te diré, hasta ahora has comprado la idea de conocer herramientas para ser el mejor vendedor sin que yo te haya dicho cómprame y ¿sabes por qué? Porque simplemente, me he dedicado a servirte, a ayudarte, a darte lo que he aprendido en mis años como vendedora y a compartirte parte del conocimiento en el área que he aprendido investigando.

Pues, tu cliente quiere exactamente lo mismo… ¡No quiere comprar nada, quiere que lo ayudes!

Así que de ahora en adelante dedícate a servir, a brindar soluciones a tus clientes y te aseguro que no solo lograrás cerrar esa venta, también vas a lograr que te recomienden y que tu nombre comience a sonar porque eres quien resuelve los problemas de todos.

Eso también diferencia a los vendedores exitosos del montón.

“Quien no vive para servir, no sirve para vivir”, Teresa de Calcuta

6-Cierra la boca

Aunque coloquial y ya adentrando un poco en técnicas de venta comprobadas una y otra vez, debes tener algo muy claro, escucha a tu cliente.

Escucha el doble de lo que hablas, es la razón por la que tenemos dos oídos y una boca.

A tu cliente no les interesa ni tu vida, ni tus cuentos. Su único interés es él, nada más. 

Fíjate en esto, si alguien acude a ti a contarte un problema personal ¿qué haces tú? ¡Claro, te dedicas a escuchar! ¡En ventas es exactamente lo mismo!

Escucha a tu cliente, su problema, su queja, su deseo. Esto te ayudará a saber muy bien qué ofrecerle.

Mientras más conozcas a tu cliente más vas a vender.

Y si sigues la recomendación que hacen Harry Beckwith y Christine Clifford en su libro El arte de venderse, te darás cuenta que para lucir fascinante lo único que debes hacer es escuchar

7-Desnuda a tus competidores

Otra clave importante que diferencia a los vendedores exitosos de los del montón es que los primeros, así como dedican tiempo a conocer profundamente su producto o servicio, también lo hacen con su competencia.

Pero, ¿por qué es importante saber qué hace tu competencia?

Te lo pongo así, cuando conoces contra quien compites y sabes lo que ésta hace, tú tendrás la ventaja de sacar mayor provecho a las oportunidades.

¡Conocer a tu competencia te hará estar un paso más adelante!

De esta forma podrás diseñar mejores estrategias de marketing, tener una mayor dimensión sobre el mercado y con esa base podrás construir acciones más efectivas; además recuerda que estamos en un mundo cambiante y por ende, debes estar atento cuando hay algún giro de timón.

Ahora la pregunta es, ¿Cómo estudio a mi competencia?

Lo primero que debes saber es, quiénes son tus competidores en línea directa y descubrir si están bien posicionados.

Luego, podrás hacer análisis de sus sitios web, de sus publicaciones, monitorear sus redes sociales. Podrás indagar sobre las palaras claves que están usando, qué tipo de contenidos están publicando; así mismo, observar las interacciones que tienen, averiguar cómo están penetrando el mercado, si están manejando algún tipo de promoción o descuento, evaluar su comportamiento on line, etc.

En líneas generales, la debes desnudar, ver a tu competencia hasta lo más profundo.

Lo importante es que toda esa información la utilices para ir más allá, para sobresalir y no ser uno más del montón.

8-No actúes como un “vendedor de veneno”

Cuando hablamos de ventas, estamos hablando de la construcción de una relación que debe ser perdurable, no puedes venderle algo a una persona y salir corriendo como si le hubieses vendido un veneno, al contario, después de la venta se abre una nueva etapa en la que debes fidelizar a tu cliente.

Ahora debes enfocarte en mantener una relación duradera con tu cliente.

¿Por qué?

Porque, primero: tu cliente se va a sentir que aún lo sigues ayudando luego de su compra, solo por el simple hecho de que hayas hecho una llamada o enviado un email preguntando cómo se siente con el producto, si le ha servido, si satisfizo su necesidad.

¡Tu cliente lo va a valorar, créeme!

 En ese momento, ganarás a un amigo fiel que te volverá a comprar y que te recomendará con sus amigos y familiares.

Además, tener un cliente satisfecho es tu carta de garantía de que tu producto es el mejor y eso te dará más seguridad a la hora de vender.

Por eso los vendedores exitosos jamás olvidan a sus clientes, al contrario, les hacen seguimiento y hasta con simples detalles como una llamada el día de su cumpleaños, ganan fidelidad.

Una de las mayores satisfacciones que sentía cuando vendía un curso, era saber que esta persona había adquirido algo que le cambiaría la vida, que le iba a abrir oportunidades en cualquier lugar, y aunque muchas veces tuve que presionarlos para que se matricularan, al cabo de unos meses cuando se veían hablando en otro idioma y se topaban conmigo muchos me dieron las gracias porque les ayudé a tomar la mejor decisión, ya que, por fin habían logrado un ascenso, habían mejorado sus calificaciones en idiomas en la universidad o simplemente estaban felices de poder cantar y entender sus canciones favoritas.

Eso era muy valioso y lo usaba como ejemplo para vender más; además, muchos de esos alumnos me recomendaban a otras personas y así lograba ventas sin esforzarme tanto.

Es lo que lo llamaría un trabajo inteligente

Así que no huyas luego de vender… al contrario, has seguimiento y ganarás fidelidad

9-Celebra tus triunfos

Los vendedores exitosos cada vez que cierran una venta lo festean

Sabes ¿por qué?

Porque para ellos su mentalidad ganadora es la que hace la diferencia y cada cierre es una pequeña victoria que hay que disfrutar, porque para el exitoso mantener sus niveles de motivación en alto es vital para seguir atrayendo hacia él más y más ventas.

Es como cuando disfrutas de las victorias de tu equipo de futbol o béisbol favorito.

Para el vendedor exitoso, lograr un cierre es un éxtasis y es la mayor prueba de que todo su esfuerzo ha merecido la dedicación, por qué tendría que negarse el momento de disfrutar el haber ganado.

Esto habla de la importancia de creer en ti, en lo que eres capaz de hacer, en todo tu potencial.

9 claves para ser un vendedor exitoso

Tú lo tienes todo para convertirte en un vendedor exitoso, es más, si has llegado a este nivel en la lectura de este articulo declárate exitoso porque tienes algo que distingue a los que se destacan del montón: Tienes paciencia, perseverancia y deseos de hacer lo que no todos hacen.

También debo decirte qué, aunque te leas miles de libros sobre ventas, aunque manejes a la perfección todas las técnicas de cierres y resuelvas todas las objeciones, nunca tendrás éxito si tu mentalidad no es la de un triunfador.

Cultiva en tu mente hábitos ganadores, te darás cuenta que el mayor secreto no es saber mucho, sino hacer mucho con lo que se sabes y será tu deseo intenso y tu entusiasmo quien te mueva a ser mejor cada día. GB

Déjanos saber en un comentario qué te pareció el artículo

4 errores a evitar para vender más

Cuida ciertos detalles si deseas aumentar tus ventas y si tu propósito es aprender a venderte para fidelizar a tus clientes y que se conviertan en tu principal carta de recomendación

Muchos son los trucos, tips o consejos que seguro has visto y escuchado sobre ventas. Muchos vendedores se llenan de técnicas y conocimientos, mecanizando el proceso y olvidando los pequeños detalles al momento de estar frente al cliente y probablemente esta sea la razón por la que sus ventas no aumentan o, peor aún, vienen en picada. ¿Te ha pasado?

Sigue leyendo para que descubras los 4 detalles que debes cuidar si deseas aumentar tus ventas y si tu propósito es aprender a venderte para fidelizar a tus clientes y que se conviertan en tu principal carta de recomendación.

En su libro El arte de venderse, Harry Beckwtich y Christine Clifford, muestran de forma muy empática diversos puntos que debes de tomar en cuenta si deseas convertirse en un vendedor exitoso, entre ellos, hoy queremos destacar 4 cosas que debes evitar para lograr más ventas.

Lee también: Emprender con Marketplace

Analiza detenidamente:

1-Evita hacer alardes:

¿Eres de los que no soporta a los “yoderos”? si, a esas personas que todo lo que sale de sus bocas es: Yo soy, yo tengo, yo fui, yo, yo, yo, yo y …más yo.

¿Qué buscas? ¿Ganar clientes o espantarlos?

Si tu no soportas a los “yoderos”, tus clientes tampoco.

Así pues, lo primero que debes evitar es hacer alardes y evitar sonar alabancioso porque lejos de generar confianza, lo único que vas a lograr es rechazo porque a nadie le importa lo que tú hayas hecho, lo que al cliente le interesa es cómo tú vas a ayudarlo.

Sonar petulante, presumido y egocéntrico te hará perder muchos clientes y no es eso lo que quieres.

Claro, eso no significa que no puedas hablar de ti para dar un aval de que eres un profesional en lo que haces, pero no te excedas.

“Hacer alarde suena como tocar una bocina, repele a la gente. Más importante, piense en la frase ¿Qué ha hecho usted por mí últimamente? sus credenciales vienen de su pasado, y en la mente de los demás pueden revelar muy poco sobre su capacidad de satisfacer sus necesidades”

“Sea cuidadoso cuando se halague”

El arte de venderse

2-Deja de hablar tanto:

Se concreto. En ventas cada minuto cuenta, si tu cliente ya está motivado, ya sabe que tú tienes la solución para él ¿por qué seguir perdiéndote en conversaciones? Cuando hablas demasiado le estás dando tiempo a tu cliente para que en su mente pase ese “hipnosis” que produce la motivación y al “despertar” de ese estado solo vas a lograr que aparezcan objeciones y al final un “no” como respuesta.

Cuando vas a iniciar tu presentación es excelente poder abordar temas para generar un clima agradable y poder crear empatía con tu futuro cliente, pero, debes tomar en cuenta que esta conversación de entrada no debe durar mucho tiempo, debes encontrar el momento perfecto para cambiar el tema y entrar en materia.

¡Tu cliente te lo agradecerá!

También te puede interesar: 7 ideas de emprendimiento

3-Cuidado con los chistes:

Comenzar una presentación con un chiste siempre es un arma de doble filo. Piensa en esto, todos hemos crecido mecanizados, es decir, sabemos que luego de un chiste hay que reírse. En la mayoría de los casos, “los vendedores chistólogos” creen que lo están haciendo muy bien porque su cliente o sus clientes se echaron a reír de sus chistes, y no, lo hacen por cortesía, además se sienten decepcionados porque la imagen que les estas vendiendo desde un primer momento es el de una persona poco seria.

Hacer reír es un arte que no debe sobreestimarse, no se trata de aprenderte dos chistes e ir contándolos a tus clientes, eso no funciona si lo que pretendes es caer bien.

¿Cuándo funciona el chiste? Cuando en lugar de sonar que te copiaste de algún famoso humorista, cuentas tus propios chistes, es decir, tu propio cuento, tu propia anécdota, y funciona a un más cuando te pones a nivel de tu cliente y le haces ver que tú eres igual a él, que tienes la solución a su problema porque vives las mismas experiencias que él.

De esta manera lo harás sentir identificado, se va a reír porque sabe que a él o ella les sucedió exactamente lo mismo.

Así que estimado lector, si quieres iniciar con humor tu próxima presentación no cuentes chistes, cuenta cuentos, pero sobretodo, se genuino, cuenta tus propios cuentos.

4-Mostrarte como un “todero”:

¿Qué sabes hacer tú? ¡Se hacer de todo! Hago mil cosas, te hago esto, aquello y…

¡Alto! ¡Para ya!

Te diré algo: ¡A nadie le gusta los toderos! Las personas no desean contratar a alguien que sepa de todo, ellos quieren ¡Especialistas!

Las personas que se venden con esa etiqueta de que resuelven todo raramente poseen muchos clientes, porque, no generan confianza, no ofrecen la suficiente garantía de que saben algo tan pero tan bien que tengan un conocimiento o una habilidad exclusiva para solucionar un problema.

Cuando te presentas como especialista en lo que haces, te estás regalando prestigio, te estás mostrando como uno de los mejores y cuando eso se ve avalado por tu forma de expresarte por la propiedad con la que hablas al respecto, estarás destinado a lograr el éxito con ese futuro cliente.

Créeme, la gente valora lo exclusivo, lo especial, lo único, lo que no todo el mundo puede hacer. Hasta tú lo valoras, tanto así que te pregunto: ¿Por qué cuándo te enfermas acudes a un especialista?

Conviértete en un experto en lo que haces. Si lo tuyo es el marketing digital, por ejemplo, conviértete en un especialista, un verdadero estratega. Entiende que no eres un diseñador gráfico o un administrador.

Como dice el dicho: “Zapatero a su zapato”. GB

Lee también: Vende más con Whatsapp Business

Si te gustó el articulo hazlo saber con tu comentario

Suscríbete a nuestra web para que recibas más contenidos como este y síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter como @iramaygledis

Gratis: 3 plantillas para redes sociales

¿Te ha pasado que publicas y publicas tus anuncios o tus post en las diferentes redes sociales y no logras interacciones? ¿Te ha ocurrido que hay días en los que no sabes qué publicar? tal vez, ¿Has deseado llevar tu propio control de efectividad, conocer cuál es la hora en la que más interacciones logras, qué tipo de contenido realmente consume tu público objetivo, etc.?

Puede que tu caso sea que, apenas estás dando tus primeros pasos en el mundo de marketing digital y no tienes idea sobre cómo organizar el trabajo con tus publicaciones o, simplemente, te encuentras desarrollando algún tipo de negocio on line y requieres optimizar la cantidad de publicaciones que debes realizar y llevar un control de los contenidos a publicar para no sentirte perdido en el océano del internet.

Según sea tu caso, hemos diseñado para ti tres plantillas, que hoy ponemos a tu disposición completamente gratis, que te ayudarán a ahorrar tiempo, dinero y te quitarán el stress de no saber qué, cómo y cuándo publicar.

También puedes leer: 10 Estrategias SEO para atraer tráfico orgánico

Con estas poderosas plantillas, muy fáciles de usar podrás organizar tus publicaciones, llevar tu propio control de efectividad, te ayudarán a contar siempre con una brújula y no te sentirás perdido en ningún momento cuando de aumentar la efectividad de tus campañas se trate.

1-Plantilla Calendario Social Media Para Redes Sociales

Es un formato que lo puedes utilizar para llevar el control de todas las publicaciones que harás semana a semana. También lo puedes organizar mes a mes.

Acá puedes organizar los contenidos para todas las redes sociales que manejas.

Es un formato sencillo, práctico y muy útil porque te permite saber la frecuencia con la que publicas en cada red, los tipos de contenidos que publicarás, el objetivo que deseas lograr con cada publicación, entre otros puntos.

¡Ahorra tiempo!

Descarga Gratis

2-Plantilla de control diario de publicaciones en Facebook

Con este formato muy fácilmente puedes llevar el control del día de todas y cada una de tus publicaciones. Esto te permitirá saber al final de tu jornada cuántas publicaciones efectuaste, las horas en las que publicaciones y cuantas interacciones lograste, así como el tipo de copy que usaste.

Con todos estos datos bien precisados podrás tener una visión muy clara sobre lo que te está funcionando o no en dicha red social.

Para usarla con mayor efectividad, puedes ir llenando tu formato en la misma medida en que vas realizando tus publicaciones.

¡Conoce qué tan efectivo eres diariamente!

Descarga gratis

3-Plantilla de control diario de publicaciones en Twitter

Esta plantilla funciona tal cual la anterior, con la diferencia de que en este caso te anexamos una columna para que coloques las etiquetas que utilizaste, así como una columna en la que podrás especificar si tu publicación la hiciste en tu muro, por mensaje directo o si se trató de un comentario que hiciste a alguna otra cuenta.

¡Lleva el control!

Descarga gratis

Y porque sabemos que tu objetivo es lograr cada día mayor eficacia y eficiencia, y conscientes de tu deseo de seguir aprendiendo, y lograr efectuar un trabajo inteligente que te permita ahorrar tiempo mientras eres más efectivo te obsequiamos nuestra guía gratuita ¿Cómo vender en las redes sociales?

Descarga gratis

Si deseas seguir capacitándote déjalo saber con un comentario y pronto estaremos atendiendo tu requerimiento.

Imagen principal: Cortesía de mohamed Hassan en Pixabay 

Cómo ser un vendedor exitoso

¡Odio las ventas!

Quizás seas de ese grupo de personas que a estas alturas del siglo XXI sigue sintiendo fobia hacia las ventas, esas que no conciben que en algún momento tengan que dedicarse a vender algo porque lo ven como humillante, denigrante, de baja categoría, etc.

Si estás leyendo este artículo es porque probablemente te has tenido que dedicar a las ventas hastiado por no tener un empleo “estable” o porque “es lo único que hay” o “no queda de otra”, satanizando así un oficio que lejos de ser un empleo es una gran oportunidad y también es todo un arte.

En este sentido, queremos enseñarte cómo con un simple cambio de visión y de actitud, y la aplicación de tres técnicas muy sencillas de aplicar podrás convertir ese “trabajito” de vendedor en la gran oportunidad de ganar mucho dinero, inclusive, más de lo que te ganarías con ese añorado empleo con salario “estable”.

A lo largo de estas líneas comprenderás que siempre has sido un gran vendedor, porque lo eres y te lo vamos a demostrar, y verás que al aplicar tus propios trucos tendrás la efectividad que tanto deseas.

También te puede interesar: Cómo vender más con WhatsApp Business

Empieza de adentro hacia afuera

Lo primero que debes hacer para convertirte en el vendedor exitoso que deseas ser es generar un cambio de actitud y tener un poco de visión sobre todo lo que puedes ganar.

 ¿Cómo hacerlo? ¡Muy fácil! Solo debes entender que vivir es vender, así de simple. Todo en esta vida es una venta y tú has tenido que venderte muchas veces para obtener las cosas que has deseado, por ejemplo: Recuerda por un momento cuando eras apenas un niño, en ese entonces, comenzaste a diseñar tus propias estrategias de ventas para que te dejaran salir a jugar con tus amiguitos, ¿cierto? Convenciste a tus padres con argumentos muy válidos del por qué debían dejarte salir. También, repetiste tus mismas tácticas para lograr que te llevaran de paseo, te compraran una bicicleta, te dejaran hacer una pijamada, etc. En plena adolescencia te convertiste en un vendedor más experimentado, pues ahora, convenciste a una chica para que saliera contigo o, si eres mujer, seguro empleaste alguna táctica para que algún chico se fijara en ti. Ya de adulto, seguro más de una vez has convencido a tus amigos a que se reúnan contigo para ver un juego de béisbol o fútbol, o has convencido a tus amigas para ir de compras o simplemente a tu lugar preferido a tomar café. ¿Cómo te sentiste en esos momentos? ¿Lo recuerdas?

Así puedo enumerarte muchos momentos en el que has sido el mejor vendedor del mundo para lograr tus objetivos. Ahora te pregunto: Si eres tan buen vendedor, ¿por qué odias las ventas?

Partamos de que se trata de una cuestión de cultura, desde siempre nos han enseñado que los vendedores son personas que andan caminando para arriba y para abajo tocando puertas y, además, son molestos y mucha gente los detesta, también, nos han enseñado que ser vendedor es sinónimo de que fracasaste y no te quedó otra opción que salir a vender para ganarte la vida.

También te puede interesar: Cómo crear anuncios efectivos para Facebook e Instagram

¿Qué tal si comienzas a cambiar un poco la visión?

Así como nos han enseñado que vender es algo feo, también, nos han enseñado que lo mejor es tener un empleo estable que nos genere un sueldo fijo. ¿Cierto?

Pues, permíteme contarte algo: Hace algunos años trabajé como vendedora de cursos de inglés. Al principio me daba vergüenza decir a qué me dedicaba, pero, al no tener más alternativa que vender para poder mantenerme experimenté algo que me hizo cambiar de una vez por todas mi visión sobre las ventas.

Un empleo con sueldo fijo, solo me daba la oportunidad de ganar una misma cantidad de dinero así hiciera mucho más de lo que se me pedía, además de tener que cumplir con un riguroso nivel de exigencia y un horario. Con mi trabajo como vendedora tenía la oportunidad de ganar mucho más dinero, no tenía sueldo fijo solo comisiones, pero, la venta de un solo curso equivalía a un poco más de ese salario fijo. Así comencé a fijarme metas. Establecí mis gastos fijos y comencé a vender en función de poder cubrirlos, al mes sabía que debía vender cierta cantidad de cursos para poder cubrir mis gastos, diseñé mis estrategias de ventas y me puse en acción. Cada mes no solo logré cubrir mis gastos, además, podía ahorrar y hacer muchas más cosas que con un sueldo fijo sería muy cuesta arriba lograr. Así fui cambiando mi óptica sobre vender. Ahora todo el que me criticaba por ser vendedora, simplemente, lo invitaba a que comparáramos nuestras finanzas y nuestra calidad de vida.

Ahora bien, te estarás diciendo que eso suena fácil, pero en la práctica es difícil. Te cuento que NO, si te das la oportunidad de vivir la experiencia y de hacerlo, aunque sea para demostrarte a ti mismo que ese reto no te quedará grande. Te darás cuenta que tener plata en el bolsillo no es tan malo y terminarás, como yo, enamorándote de las ventas.

Aprende esto para lograr éxito como vendedor

Ya sabes la primera: Cambiar tu actitud y tu visión.

Ahora debes aprender tres técnicas sencillas que, estoy segura, haz aplicado muchas veces sin saberlo y te han funcionado.

Técnica 1: Tener el mejor producto no garantiza una venta

Primero debes tener claro que lo que vende no es tener el mejor producto, lo que realmente la gente compra es a ti. Si te acercas a un cliente potencial sin una gota de entusiasmo, si desde el primer momento no generas una empatía con esta persona, olvídalo no te comprarán nada ni que le hagas un descuento de 90%.

A las personas les gustan sus iguales, es decir, personas que se identifiquen con ellas, que sientan lo mismo que ella, que tengan intereses en común y que puedan ayudarles a resolverles sus problemas, porque, es así, eres tú quien los vas a ayudar a ellos no ellos a ti. Cuando piensas que eres un portador de soluciones comienzas a darle valor a tu profesión de vendedor.

¿Cuántas veces le dijiste a tu madre que la ayudarías con las labores el hogar a cambio de que te dejaran salir a jugar?

Desde el primer momento en que tienes contacto con tu posible cliente debes hacerlo sentir especial, que al hablar contigo él ganará. También, debes tomar en cuenta detalles como escuchar a tu cliente potencial, interesarte genuinamente por él, reírte con él, de hecho, la conversación debe girar sobre diversos temas para relajar el ambiente.

A caso, ¿No es esto lo mismo que has hecho con tus amigos para que accedan a muchas de tus peticiones?

También te puede interesar: Cómo planificar las actividades de mi negocio

Deja de mostraste como el interesado que solo quieres sacarle la plata a la gente. ¿Quieres vender más? Véndete tú, asiste a tu próxima cita, sea presencial u on line, viéndote a ti mismo como aquellos días de colegio cuando a todos les encantaba estar con la persona más popular del salón de clases. Recuerda: no es el producto es tu actitud la que vende… y si tienes dudas pregúntale a alguien que venda seguros funerarios. (Trabajo que por cierto realicé cuando apenas tenía 18 años y recuerdo que las personas compraban el servicio porque además de hacerles sentir que sus vidas serian largas y que eso era solo previsión, yo les gastaba bromas en las que les decía que su ataúd vendría con aire acondicionado o que sería de su color favorito, hasta rosadas, si así lo querían “porque las últimas voluntades hay que respetarlas”. Con esas dos cosas generaba un clima de humor, borraba de las mentes de las personas lo aterrador de pensar en la muerte y cerraba ventas).

Técnica 2: Descubre lo que la gente realmente valora

Otra técnica que debes emplear para vender más es entender lo que la gente realmente valora. Al respecto, en su libro El Arte de Venderse, Harry Beckwith y Christine Clifford, señalan que, “las personas valoran y pagan más por lo que usted les hace sentir”, es por ello que, con una actitud diferente, transmitiendo entusiasmo, haciendo que todo el que te escuche quiera quedarse hablando contigo porque tú lo haces sentir especial, va a generarte más ganancias que haciendo esas presentaciones frívolas que hasta tú odias hacer.

Técnica 3: Olvídate del precio

Cuando vendía los cursos de inglés, recuerdo que el precio era lo último que le daba a conocer al posible nuevo estudiante ¿Por qué? Porque lo más importante es lo que él va a ganar, los beneficios que iba obtener aprendiendo un nuevo idioma, todas las oportunidades a las que tendría acceso, luego de ello hablamos de la empresa y cómo con este curso él podía alcanzar esas metas, al mismo tiempo que con cada palabra hacía que la persona se imaginara hablando inglés o cantando por fin esas canciones anglosajonas que tanto les encantan pero que no sabían cómo cantarlas. Después de eso, ¿quién podía poner una objeción al conocer el costo del curso? ¡Nadie!

Seguramente, esto recuerda a aquellos días cuando les vendías a tus padres aquel boletín con altas calificaciones, después de todo, tener hijo al que pudieran presumir como el mejor estudiante tenía su precio. Así pues, ¿cuántas veces lograste con altas calificaciones que te aumentaran la mesada? La cantidad no era tan importante como si lo era ser el mejor estudiante.

Así amigo lector, si has llegado hasta acá es porque sabes que poniendo en práctica estas técnicas que, como ya te referí, tú las has aplicado muy bien en tu vida, vas a lograr mucho en tu profesión como vendedor y las bendiciones económicas comenzarán a multiplicarse. GB

(Imagen principal cortesía de Imagen de Gerd Altmann en Pixabay)

Si este articulo te ha servido déjanoslo saber con tu comentario.

No dejes de suscribiste a nuestra web para que recibas todos nuestros contenidos de primera mano

También puedes seguirnos en Instagram, Twitter y Facebook como @iramagledis

¿Cómo planificar las actividades de mi negocio?

Recientemente estaba leyendo un libro titulado Vivir sin Jefe y allí descubrí algo interesante que seguramente muchos de nosotros hemos fallado en no aplicar este principio del emprendimiento

El error que muchos de nosotros cometemos al momento de emprender un negocio es dedicarnos a lo urgente antes que a lo importante. Qué quiso decir el autor de Vivir sin Jefe, Sergio Fernández, con esta frase, muy sencillo y te lo explico con este ejemplo: Cuando emprendemos estamos urgidos de comenzar a ganar dinero, por lo que nos dedicamos a satisfacer esa urgencia realizando actividades sin planificación ni mucho menos una coordinación de las actividades con la finalidad de alcanzar metas al fin de mes. Por lo que se nos hace sencillo, publicar cualquier foto que nos parezca bonita en Markeplace o publicar estados en nuestro whatsapp sin intención exitosa de una venta. ¿Por qué? Porque nuestra urgencia es vender, así que nos limitamos a solo publicar fotos o vídeos de los productos de forma desorganizada y sin un plan de trabajo que nos lleve a concluir con unas metas al fin de mes.

Luego de analizar el comportamiento de algunos atletas de alto rendimiento y de emprendedores exitosos, llegué a la conclusión que todos tenían un plan de trabajo, y este consistía en objetivos específicos y en metas, así como también en definir las estrategias a poner en práctica para alcanzar lo antes propuesto en un tiempo determinado que podría ser a mediano o largo plazo.

De manera que el error del fracaso de nuestro emprendimiento, seguramente se debe a que no tenemos una ruta definida, y que tal como sucede cuando necesitas llegar a tiempo a una entrevista, te pierdes y terminas incumpliendo con esta «meta» que te estableciste, por no haber pensando en que lo importante es conocer la ruta y no en la urgencia de llegar a la cita a la hora indicada.

¿Qué son los objetivos SMART y cómo aplicarlo en mi emprendimiento?

Los objetivos SMART son metas concretas que te permiten estar claro hacia donde quieres llegar y en cuanto tiempo.Estos objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. Esta ruta no sólo sirve para la planificación del Marketing; sino que además podrás ponerlo en práctica para analizar tu vida cotidiana.

Ejemplo:

Aumentar las ventas en un 20% (de $200.000 a $240.000 al mes) en 12 meses, del 1 de enero de 2021 al 31 de diciembre de 2021, para poder empezar la aplicación de nuestra nueva planta

S M A R T

Estrategias para alcanzar mis objetivos SMART

Una vez que tengas tus objetivos claramente definidos; es decir, sabes a dónde quieres llegar. Debes comenzar a planificar las estrategias que utilizarás para alcanzar esas metas en el tiempo que estableciste.

De manera que si te pusiste como meta aumentar tus ventas en 12 meses, lo que debes hacer es establecer una ruta de trabajo. Por ejemplo, proponerte conversar con cierta cantidad de clientes prospecto diariamente; realizar campañas publicitarias a través de las Redes Sociales; organizar ofertas en fechas importantes; enviar correos masivos a clientes antiguos; etc. Cada una de estas actividades deberás definirlas semanalmente, tiempo suficiente que te ayudará a analizar si lo que estás poniendo en práctica funciona o no. De no estar funcionado, deberás cambiar de estrategias inmediatamente, esto es la clave de que tu negocio salga adelante. IG

Una lección de vida

A inicios del nuevo milenio trabajaba en una empresa de publicidad. Me dedicaba a vender cursos de inglés usando las tradicionales técnicas de ventas como puerta a puerta, sondeos de opinión, volanteo, etc.

Con dicha empresa tuve la oportunidad de viajar siempre y de pasearme por todas sus sedes, laboralmente hablando. Muchas veces estos traslados eran imprevistos y cada vez se hacían con mayor frecuencia, por lo menos en mi caso.

Como en cualquier trabajo en los que dependes de las ventas tienes épocas de vacas gordas y de vacas flacas, y yo, en ese entonces me encontraba en un período de estas últimas. Recuerdo que estaba en Caracas, capital de Venezuela, y de pronto sonó mi teléfono. Era mi jefe para decirme que al día siguiente debía estar en Puerto Ordaz, ciudad ubicada al sur del país, a unos 700 kilómetros de la gran metrópolis.

Justamente, un día antes había pagado la renta del alquiler y había subsanado mis gastos del mes. Solo tenía en mis bolsillos lo necesario para vivir esas cuatro semanas mientras las ventas aumentaban. Ahora con la noticia de que me iba, me encontraba en una situación bastante complicada porque debía costear mi pasaje y al llegar a la nueva ciudad ya no tendría para mantenerme, pues, el traslado no incluía viáticos porque Puerto Ordaz era mi lugar de origen. Para ese entonces, hace rato no dependía de nadie.

Tuve que irme, intenté recuperar el pago del alquiler que ya no iba a usar, pero, fue inútil. Llegué a la mañana siguiente a mi destino y no tenía dinero. Llegué a casa de mis padres porque no tenía para pagar un nuevo alquiler, quienes vivían muy lejos de mi lugar de trabajo, en una zona industrial en la que se ubicada a escasos metros una compañía de refrescos muy reconocida en el mundo entero.

Ese primer día de trabajo, en el que sería recibida por todo lo alto en la oficina, no tenía ni para un taxi. Sin más remedio que ir a trabajar, sin excusas, tuve que ingeniármelas para trasladarme desde aquel punto lejano en una zona popular de otra ciudad llamada San Félix a Puerto Ordaz. Me fui caminando hasta la avenida y al pasar por el frente de la empresa de refrescos veía a los camioneros salir con sus cargas. Le pregunté a uno quién iba para Puerto Ordaz, me respondió que él, casualmente. Me atreví a pedirle la cola o aventón. Así montada en aquel camión con mi traje ejecutiva llegué hasta el centro comercial en donde se ubicaba mi oficina.

Mientras esperaba el ascensor pensaba en mi situación económica, pues, estabilizarme me tomaría unas cuantas semanas. Pensé en pedir prestado, pese a que me aguantaría los regaños de mi nueva jefa, quien odiaba que algún vendedor se atreviera a eso.

Llegué finalmente a la oficina. Me armé de valor para explicarle mi situación y le dije que me prestara dinero hasta que cobrara. Jamás imaginé que su respuesta inmediata se convertiría en una gran lección de vida que hoy conservo y aplico tácitamente.

Ella me dijo: -Toma. Aquí tienes 500 volantes para que los entregues mañana en el portón de CVG Alcasa (Empresa Básica de la industria del aluminio)

Yo no podía creer lo que estaba viendo. ¿Cómo era posible que le había pedido dinero porque no tenía ni para un pasaje y ahora me salía con que debía entregar 500 volantes (folletos) en un lugar que quedaba a más de 20 kilómetros de la casa de mis padres?

“Te quiero mañana a las 6:00 de la mañana en el portón, a esa hora entran los trabajadores. Estaré allí para supervisarte”, sentenció.

Así terminó mi reunión de pocos minutos tras pedir dinero prestado a mi jefa. Con todo el coraje del mundo y pensando en tan vil injusticia ahora debía cumplir con la encomienda porque si no me quedaría sin empleo y eso sería más grave aún.

Mi jefa, esa mujer autoritaria en ese momento, también, era muy humana y hasta debo decir, se había convertido en una amiga porque no era la primera vez que trabajábamos juntas. Quizás valiéndome de esa amistad fue que me atreví a pedirle el préstamo, pero ni eso pudo con lo que ella quería enseñarme.

Me fui de la oficina visiblemente molesta. Bajé a tomar café en una fuente de soda cuando me encuentro a un primo de mi jefa, quien también era mi amigo. Cuando me preguntó por ella le conté lo que me había hecho.

-Pero, ¿qué le pasa? ¿No entiende que tú no tienes como movilizarte? Claro, como ella tiene carro. No te preocupes Gledis, yo mañana a las 5:30 am te voy a ir a buscar y te dejo en Alcasa. Esa no va a ir a supervisar nada, la conozco.

En ese momento sentí que mi alma se devolvía a mi cuerpo.

Al día siguiente, muy puntual mi amigo fue a buscarme. Me vestí con mi mejor traje y me fui a repartir los volantes al portón de Alcasa. A las 6:00 am estaba allí esperando que llegara el cambio de turno para empezar mi faena. Por un momento giré la mirada hacia el estacionamiento de aquel lugar y allí estaba mi jefa, cumplió su palabra, fue a supervisar, pero no se quedó, solo se aseguró de que yo estuviera allí tal y como ella lo había ordenado.

Finalmente llegaron los trabajadores, comencé a entregar folletos. Era una estampida de hombres y mujeres. Creo que finalicé en menos de una hora. Fue muy rápido todo, pero logré mi objetivo de entregar todo el material. De pronto, me vi dentro de la empresa porque sin darme cuenta irrumpí la seguridad en aquel lugar. Estando allí y sin tener como regresar a la oficina porque mi amigo se había ido pensé en captar alguna persona para ver si estaba interesada en el curso que yo ofrecía. Así, hablé con un muchacho, éste se mostró interesado y me dijo que le diera unos minutos. En ese instante suena mi teléfono, era mi jefa.

-Hola Gledis, ¿entregaste los volantes?

-Si. Ya terminé.

-Bueno, vete hasta celdas 1 que allí te está esperando el supervisor. Llamó acá gracias a uno de tus volantes y está interesado en el curso para sus dos hijas.

La noticia me contentó mucho y sin dudarlo me fui hasta el sitio. Celdas 1 era la primera línea en la que iniciaba el proceso de transformación de la alúmina en unos hornos con unos canales cuyas temperaturas no alcanzo a imaginar los grados en las que oscilaban, solo puedo decirles que si alguien caía allí no iban a sacar ni el recuerdo de esa persona.

Pasé con mucho cuidado, tratando de no ensuciar mi traje y que mis tacones no quedaran atorados en ningún punto del rustico piso, si así podía llamarse, y ubiqué al supervisor. Le expliqué en qué consistía el curso y de forma inmediata inscribió a sus dos hijas, me pagó con un cheque.

En ese momento se acercó un compañero suyo a preguntarle qué era lo que había comprado y éste le dijo que un curso de inglés para sus dos hijas. Este señor también se mostró interesado y aprovechó de comprar un curso también para uno de sus hijos. En menos de 20 minutos ya había vendido tres cursos.

Salí de aquel caluroso lugar en el que respirar normal era casi imposible, pues, era el típico ambiente de una industria de tal magnitud en donde una densa nube del polvillo propio que deriva de la alúmina penetra en cada espacio.

Al salir, fui abordada por los inspectores de seguridad quienes me llamaron la atención por haber penetrado en tan peligroso lugar sin protección y, peor aún, sin un permiso. Me sacaron hasta la entrada, pero antes, justo cuando estos señores cumpliendo con su trabajo se disponían a deshacerse de mi alguien me llamó. Al voltear, me percaté que se trataba de aquel muchacho con el que había hablado inicialmente, si, el que me pidió unos minutos.

-Gledis, no sé qué te me hiciste. Tengo rato buscándote. Estaba esperando que abrieran la sucursal del banco que hay aquí para darte la plata de mi inscripción. En la tarde paso por tu oficina.

Ufff…. No podía estar más feliz. Ya no eran tres si no cuatro las matrículas de aquel día. ¡Fabuloso!

Ahora sí, debía abandonar el lugar. Pero, ¿Cómo me iba?

Pues, mi amigo había regresado por mí. Yo no lo sabía. Eran casi las 10:00 am y nos fuimos a desayunar.

Más tarde regresé a la oficina, allí estaba mi jefa esperándome, su rostro había cambiado. Ella pensaba que yo tenía en mi haber dos cursos vendidos, pero para su sorpresa habían sido cuatro.

Me pidió que pasara a su oficina y la esperara allí. 15 minutos más tarde regresó, contenta y con una cantidad de dinero para mí.

-Me tardé porque estaba en administración gestionando un adelanto de tus comisiones para que puedas trabajar por este mes hasta estabilizarte. Ahora sí, aquí tienes el dinero que me pediste ayer.

Lo que acaba de pasarme fue un aprendizaje que llevo tatuado en mi cerebro. Mi jefa me enseñó a actuar desde mi poder creador. ¿Por qué tenía que pedir si podía producir el dinero? ¿A caso no es de eso que trata el hecho de ser vendedor, de producir, de procurarse metas y cumplirlas?

Si ella me hubiese prestado la plata el aprendizaje no se habría dado. Si ella me hubiese prestado la plata yo no habría recuperado la confianza en mí, en que yo tenía la capacidad de cambiar mis circunstancias.

Si, en aquel instante cuando me dio los volantes créanme que la odié, pero cuando vi su enseñanza valoré su lección.

Aprendí a sacar lo mejor de mí. Aprendí que definitivamente las excusas no existen. Aprendí que Dios siempre va a proveer las circunstancias para que podamos salir adelante. Podría decir más enseñanzas, pero, prefiero que tú estimado amigo o amiga que has llegado hasta este punto en la lectura de este relato saques tus propias moralejas y las compartas en los comentarios.

Antes de concluir, les cuento que luego de que mi jefa me diera el adelanto de comisión y que nuevamente la sonrisa se apoderara de mi rostro, recibí otro regaño de su parte:

-¡Ahora me haces el favor, Gledis Bonilla, y te vas a tu casa a bañarte que mira como estás llena de alúmina por todos lados! Ja ja ja. GB