3 plantillas para ahorrar tiempo con tus publicaciones en redes sociales

¿Te ha pasado que publicas y publicas tus anuncios o tus post en las diferentes redes sociales y no logras interacciones? ¿Te ha ocurrido que hay días en los que no sabes qué publicar? tal vez, ¿Has deseado llevar tu propio control de efectividad, conocer cuál es la hora en la que más interacciones logras, qué tipo de contenido realmente consume tu público objetivo, etc.?  Puede que tu caso sea que, apenas estás dando tus primeros pasos en el mundo de marketing digital y no tienes idea sobre cómo organizar el trabajo con tus publicaciones o, simplemente, te encuentras desarrollando algún tipo de negocio on line y requieres optimizar la cantidad de publicaciones que debes realizar y llevar un control de los contenidos a publicar para no sentirte perdido en el océano del internet.

Según sea tu caso, hemos diseñado para ti tres plantillas, que hoy ponemos a tu disposición completamente gratis, que te ayudarán a ahorrar tiempo, dinero y te quitarán el stress de no saber qué, cómo y cuándo publicar.

También puedes leer: 10 Estrategias SEO para atraer tráfico orgánico

Con estas poderosas plantillas, muy fáciles de usar podrás organizar tus publicaciones, llevar tu propio control de efectividad, te ayudarán a contar siempre con una brújula y no te sentirás perdido en ningún momento cuando de aumentar la efectividad de tus campañas se trate.

  1. Plantilla Calendario Social Media Para Redes Sociales

Es un formato que lo puedes utilizar para llevar el control de todas las publicaciones que harás semana a semana. También lo puedes organizar mes a mes.

Acá puedes organizar los contenidos para todas las redes sociales que manejas.

Es un formato sencillo, práctico y muy útil porque te permite saber la frecuencia con la que publicas en cada red, los tipos de contenidos que publicarás, el objetivo que deseas lograr con cada publicación, entre otros puntos.

¡Ahorra tiempo!

Descarga gratis

2-Plantilla de control diario de publicaciones en Facebook

Con este formato muy fácilmente puedes llevar el control del día de todas y cada una de tus publicaciones. Esto te permitirá saber al final de tu jornada cuántas publicaciones efectuaste, las horas en las que publicaciones y cuantas interacciones lograste, así como el tipo de copy que usaste.

Con todos estos datos bien precisados podrás tener una visión muy clara sobre lo que te está funcionando o no en dicha red social.

Para usarla con mayor efectividad, puedes ir llenando tu formato en la misma medida en que vas realizando tus publicaciones.

¡Conoce qué tan efectivo eres diariamente!

Descarga gratis

3-Plantilla de control diario de publicaciones en Twitter

Esta plantilla funciona tal cual la anterior, con la diferencia de que en este caso te anexamos una columna para que coloques las etiquetas que utilizaste, así como una columna en la que podrás especificar si tu publicación la hiciste en tu muro, por mensaje directo o si se trató de un comentario que hiciste a alguna otra cuenta.

¡Lleva el control!

Descarga gratis

Y porque sabemos que tu objetivo es lograr cada día mayor eficacia y eficiencia, y conscientes de tu deseo de seguir aprendiendo, y lograr efectuar un trabajo inteligente que te permita ahorrar tiempo mientras eres más efectivo te obsequiamos nuestra guía gratuita ¿Cómo vender en las redes sociales?

Descarga gratis:

Si deseas seguir capacitándote déjalo saber con un comentario y pronto estaremos atendiendo tu requerimiento.

Imagen principal: Cortesía de mohamed Hassan en Pixabay 

¿Cómo vender en Redes Sociales?

Te has preguntado ¿por qué muchas personas y empresas tienen tanto éxito con sus anuncios en las redes sociales, logrando hacer campañas tan efectivas que se convierten en máquinas de hacer dinero?
Mientras que para muchos manejar las redes sociales e invertir un poco en publicidad efectiva se ha convertido en un muy buen negocio sobre todo en épocas de crisis como la actual, para otros nada más escuchar las palabras marketing digital es sinónimo de pérdidas, porque quizás sea eso lo que han obtenido hasta ahora, ¿Pero por qué unos ganan y otros pierden si están en el mismo terreno y en igualdad de condiciones?


Lee también: Vende más con WhatsApp Business

La respuesta: No se trata de que quienes les sacan el jugo a las redes sociales manejen un gran secreto que hasta ahora a ti no se te revelado, al contrario, ellos utilizan estrategias muy bien analizadas y muy fáciles de aplicar para lograr sus propósitos.
Es por ello que hoy el equipo de especialistas de http://www.iramaygledis.com pone a tu disposición completamente gratis esta guía denominada Cómo Vender en Redes Sociales. Es una guía práctica en la que aprenderás paso a paso cómo hacer campañas efectivas para que comiences a ganar mucho dinero en internet.
Esta guía ha sido diseñada para lograr con un lenguaje sencillo que puedas entender el funcionamiento correcto de las redes sociales y aprendas haciendo, a sacarles provecho, ya sea que trabajes para una marca o independiente.


Te puede interesar: 3 Claves para un copy efectivo


No importa si apenas te estás iniciando en el maravilloso mundo del marketing digital, no importa si no tienes idea de cómo funcionan las redes sociales, no importa si lo único que tienes es una buena idea de negocios y no importa si hasta ahora no has logrado ganar dinero vía on line. Lo que realmente importa son tus ganas de aprender.
Porque no solo se trata de generar like, Me Gusta, comentarios u otras interacciones, se gana de que ganes dinero y eso lo aprenderás aquí.


Lee también: ¿Cómo crear anuncios efectivos para Facebook e Instagram?

DESCARGA GRATIS

Imagen principal: Cortesía de Gerd Altmann en Pixabay 

Renuencia al cambio: ¿Cómo superarla?

Todo cambio genera conflicto.

Si algo nos rige como seres humanos es el cambio, nuestra vida está sometida a cambios permanentemente. Desde que nacemos hasta que partamos de este mundo estaremos en un constante proceso de cambio. ¿Recuerdas cuando eras niño? Observa una foto de cuando tenías apenas 5 años, una de adolescente y otra actual, ¿Te das cuenta cómo has cambiado?

Si vivimos en un mundo cambiante y la vida nos somete a transformaciones, ¿por qué muchas veces nos resistimos a evolucionar? ¿Te ha pasado que cuando algo te saca de tu ritmo habitual tiendes a hacer resistencia y esto te genera un conflicto?

Probablemente, en esa circunstancia entras en un estado anímico de negación, te deprimes, lloras y te cierras rotundamente a lo nuevo, no sabes qué hacer. Pero, ¿Has pensado por un momento en que quizás la causa de tu estancamiento y de esa situación que “soportas” actualmente se debe al miedo de salir de tu zona de confort?

En este artículo de iramaygledis te enseñaremos ¿Qué es la resistencia al cambio? ¿Por qué ocurre esta resistencia? y te daremos cinco claves para superarla

Partamos del hecho de que como seres humanos estamos acostumbrados a nuestra rutina y nuestras costumbres, es por ello que cualquier cosa que nos saque de ese “equilibrio” nos va a afectar.

El cambio está íntimamente ligado a tu adaptación al entorno que te rodea y siempre va ser sinónimo de evolución, porque hasta el cambio más drástico te enseñará a ser más fuerte y a descubrir habilidades en ti que bajo ninguna otra circunstancia habrías descubierto.

Los cambios no solo se producen a nivel biológico, también ocurren a nivel personal, es decir, que tu evolución también consiste en que puedes transformar tus actitudes y por ende obtener un gran desarrollo personal que te conduzca hacia el logro de tus sueños más anhelados.

La resistencia al cambio puede considerarse como la reacción emocional y conductual a rechazar lo nuevo, incluso, si esto es algo que puede resultar muy bueno a corto, mediano o largo plazo, y se produce básicamente por la incertidumbre, es decir, el hecho de desconocer que puede pasar si hago esto o aquello, generando un estado de ansiedad.

¿Por qué me resisto a cambiar?

Más allá de resistirse al cambio, el ser humano se opone es al temor a la pérdida, a la idea latente de que ese cambio sea un desacierto.

Son muchos los factores que están vinculados a la resistencia a los cambios, entre ellos, podemos destacar como ya mencionamos el miedo a lo desconocido, la falta de datos respecto a la nueva situación, referencias no favorables basadas en experiencias de terceros, amenazas al ego (perder el estatus, el poder, tiempo, dinero, etc.), miedo al creer que no se está en edad para aprender algo nuevo y desconfianza.

5 claves para superar la resistencia al cambio

Todo cambio pasa por una etapa de conflicto por las razones que ya hemos mencionado, pero, el meollo del asunto está en qué hacer para que esa resistencia no perdure por mucho tiempo. Estamos hablando que en ese proceso de “choque” puedes perder grandes oportunidades por negarte a un cambio.

¿Sabes por qué dicen que la oportunidad la pintan calva? Porque justamente, cuando llega el cambio es tal la resistencia que no vemos la oportunidad detrás de eso que se nos está presentando.

Te voy a contar una anécdota: Recientemente, a una amiga que estaba desempleada se le presentó una oferta de trabajo. Ella estaba muy emocionada porque tenía meses sin trabajar y por fin, de la nada le había llegado una oportunidad. Su actitud en ese instante era contagiante, su rostro volvió a iluminarse, su sonrisa era única y su felicidad envidiable.

Llegó el día de la entrevista. La llamé para saber cómo le había ido y me dijo que bien, el empleo era suyo, pero, ya no la sentía feliz, su actitud distaba de la felicidad que vivía, incluso, hasta antes de entrar a esa entrevista.

¿Qué sucedió? El empleo, pese a que tenía que ver con su profesión que la actividad a realizar era muy sencilla, no le gustaba porque debía utilizar un uniforme de una institución a la que ella le guarda mucha reserva, pues, y había aceptado el puesto por pura necesidad.

Su infelicidad aumentó luego del primer día de trabajo. Solo hablaba de la ineficiencia de quienes allí laboran, de cómo la hicieron perder el tiempo; además, no soportaba las normas tan estrictas y la subordinación.

Luego de escucharla, le pregunté por qué había aceptado ese empleo que la estaba haciendo tan infeliz. Me respondió: -Porque quizás Dios me mandó para allá para que aprendiera algo, quizás ese sea un “empleo puente” de esos que te sirven de trampolín para otras cosas, en el fondo siento que puedo conseguir algo más allí.

-Entonces, ¿si eso es así por qué te resistes y ves solo lo malo?

-Porque soy humana y estoy viviendo mi etapa de conflicto.

Con el paso de los días, mi amiga se fue adaptando a su nuevo empleo y ahora se siente a gusto, y hasta ha dejado de pensar en el “temido uniforme”

Ella generó un cambio porque decidió tomar acción ante la nueva situación, y esa toma de decisión no es otra cosa que abrirse a la posibilidad de experimentar, de vivir la experiencia, después de todo, ¿qué es lo peor que puede llegar a ocurrir?

Así, darle la oportunidad a lo nuevo puede servirte como primer paso para bajar la resistencia el cambio hasta pasar a la etapa de aceptación.

También, te recomendamos hacer una lista de pros y contras de esa nueva situación.

Escribe en un papel, qué ganas y qué pierdes si te das al cambio. Recuerda que lo que no cambia se extingue.

Mantén la calma en todo momento.

Es muy fácil perder el control cuando vemos que nuestro sistema de vida está amenazado, pero, entrar en desequilibrio emocional no te conducirá a encontrar soluciones, es por ello, que, en vez de ofuscarte y satanizar la nueva situación, mantener la serenidad te resultará más productivo, te permitirá pensar con objetividad y tomarás mejores decisiones.

Sal de tu zona de confort. Aunque seguro lo has escuchado o leído muchas veces, salir de la zona de confort puede ser la solución a tus problemas. Quizás sea la comodidad la que te mantiene estancado en este momento.

En su libro La Vaca el Dr. Camilo Cruz explica como muchas veces nos llenamos de excusas para no salir de nuestra zona de confort, echándole la culpa de nuestra “mala suerte” a los demás, a la que nacimos con desventajas o al cruel destino que nos tocó. Al respecto señala:

 

 “Sin ninguna vaca que justifique nuestra mediocridad, no seríamos más que unos incapaces de aceptar la responsabilidad por nuestro éxito. Sin embargo, la vaca nos convierte en personas con buenas intenciones, a quienes infortunadamente la suerte no le ha sonreído y nos convertimos en víctimas del destino. Entonces, como ves, la mediocridad es peor que el fracaso total. Éste al menos te obliga a evaluar otras opciones. Cuando has tocado fondo, y te encuentras en el punto más bajo de tu vida la única opción es subir. Con el conformismo sucede todo lo contrario, puesto que éste engendra mediocridad y a su vez, la mediocridad perpetúa el conformismo. Es ciertamente un círculo vicioso autodestructivo. El gran peligro de la mediocridad es que es aguantable, es vivible. La absoluta miseria, el fracaso total, el fondo, te obliga a tomar cualquier tipo de acción, y cuando estás en dicha situación, cualquier acción es mejor que no actuar”.

– Dr. camilo cruz.

Te pregunto, ¿Qué te impide salir de tu zona de confort? ¿Cuál es tu excusa para no evolucionar?

 Y, por último, acepta el cambio como una bendición que forma parte de tu vida.

Recuerda: Si no evolucionas te extingues. GB

Déjanos saber con tu comentario si te gustó el artículo y cuéntanos si eres de los que se resiste o de los que disfruta los cambios.

No olvides suscribirte a nuestra web para que recibas más artículos como este y síguenos en nuestras redes sociales como @iramaygledis

Cómo ser un vendedor exitoso

¡Odio las ventas!

Quizás seas de ese grupo de personas que a estas alturas del siglo XXI sigue sintiendo fobia hacia las ventas, esas que no conciben que en algún momento tengan que dedicarse a vender algo porque lo ven como humillante, denigrante, de baja categoría, etc.

Si estás leyendo este artículo es porque probablemente te has tenido que dedicar a las ventas hastiado por no tener un empleo “estable” o porque “es lo único que hay” o “no queda de otra”, satanizando así un oficio que lejos de ser un empleo es una gran oportunidad y también es todo un arte.

En este sentido, queremos enseñarte cómo con un simple cambio de visión y de actitud, y la aplicación de tres técnicas muy sencillas de aplicar podrás convertir ese “trabajito” de vendedor en la gran oportunidad de ganar mucho dinero, inclusive, más de lo que te ganarías con ese añorado empleo con salario “estable”.

A lo largo de estas líneas comprenderás que siempre has sido un gran vendedor, porque lo eres y te lo vamos a demostrar, y verás que al aplicar tus propios trucos tendrás la efectividad que tanto deseas.

También te puede interesar: Cómo vender más con WhatsApp Business

Ahora bien, empecemos de adentro hacia afuera.

Lo primero que debes hacer para convertirte en el vendedor exitoso que deseas ser es generar un cambio de actitud y tener un poco de visión sobre todo lo que puedes ganar.

 ¿Cómo hacerlo? ¡Muy fácil! Solo debes entender que vivir es vender, así de simple. Todo en esta vida es una venta y tú has tenido que venderte muchas veces para obtener las cosas que has deseado, por ejemplo: Recuerda por un momento cuando eras apenas un niño, en ese entonces, comenzaste a diseñar tus propias estrategias de ventas para que te dejaran salir a jugar con tus amiguitos, ¿cierto? Convenciste a tus padres con argumentos muy válidos del por qué debían dejarte salir. También, repetiste tus mismas tácticas para lograr que te llevaran de paseo, te compraran una bicicleta, te dejaran hacer una pijamada, etc. En plena adolescencia te convertiste en un vendedor más experimentado, pues ahora, convenciste a una chica para que saliera contigo o, si eres mujer, seguro empleaste alguna táctica para que algún chico se fijara en ti. Ya de adulto, seguro más de una vez has convencido a tus amigos a que se reúnan contigo para ver un juego de béisbol o fútbol, o has convencido a tus amigas para ir de compras o simplemente a tu lugar preferido a tomar café. ¿Cómo te sentiste en esos momentos? ¿Lo recuerdas?

Así puedo enumerarte muchos momentos en el que has sido el mejor vendedor del mundo para lograr tus objetivos. Ahora te pregunto: Si eres tan buen vendedor, ¿por qué odias las ventas?

Partamos de que se trata de una cuestión de cultura, desde siempre nos han enseñado que los vendedores son personas que andan caminando para arriba y para abajo tocando puertas y, además, son molestos y mucha gente los detesta, también, nos han enseñado que ser vendedor es sinónimo de que fracasaste y no te quedó otra opción que salir a vender para ganarte la vida.

También te puede interesar: Cómo crear anuncios efectivos para Facebook e Instagram

Ahora bien, ¿qué tal si comienzas a cambiar un poco la visión?

Así como nos han enseñado que vender es algo feo, también, nos han enseñado que lo mejor es tener un empleo estable que nos genere un sueldo fijo. ¿Cierto?

Pues, permíteme contarte algo: Hace algunos años trabajé como vendedora de cursos de inglés. Al principio me daba vergüenza decir a qué me dedicaba, pero, al no tener más alternativa que vender para poder mantenerme experimenté algo que me hizo cambiar de una vez por todas mi visión sobre las ventas.

Un empleo con sueldo fijo, solo me daba la oportunidad de ganar una misma cantidad de dinero así hiciera mucho más de lo que se me pedía, además de tener que cumplir con un riguroso nivel de exigencia y un horario. Con mi trabajo como vendedora tenía la oportunidad de ganar mucho más dinero, no tenía sueldo fijo solo comisiones, pero, la venta de un solo curso equivalía a un poco más de ese salario fijo. Así comencé a fijarme metas. Establecí mis gastos fijos y comencé a vender en función de poder cubrirlos, al mes sabía que debía vender cierta cantidad de cursos para poder cubrir mis gastos, diseñé mis estrategias de ventas y me puse en acción. Cada mes no solo logré cubrir mis gastos, además, podía ahorrar y hacer muchas más cosas que con un sueldo fijo sería muy cuesta arriba lograr. Así fui cambiando mi óptica sobre vender. Ahora todo el que me criticaba por ser vendedora, simplemente, lo invitaba a que comparáramos nuestras finanzas y nuestra calidad de vida.

Ahora bien, te estarás diciendo que eso suena fácil, pero en la práctica es difícil. Te cuento que NO, si te das la oportunidad de vivir la experiencia y de hacerlo, aunque sea para demostrarte a ti mismo que ese reto no te quedará grande. Te darás cuenta que tener plata en el bolsillo no es tan malo y terminarás, como yo, enamorándote de las ventas.

Fíjate, hay otras cosas que debes aprender para lograr éxito como vendedor.

Ya sabes la primera: Cambiar tu actitud y tu visión.

Ahora debes aprender tres técnicas sencillas que, estoy segura, haz aplicado muchas veces sin saberlo y te han funcionado.

Me refiero a lo siguiente:

Primero debes tener claro que lo que vende no es tener el mejor producto, lo que realmente la gente compra es a ti. Si te acercas a un cliente potencial sin una gota de entusiasmo, si desde el primer momento no generas una empatía con esta persona, olvídalo no te comprarán nada ni que le hagas un descuento de 90%.

A las personas les gustan sus iguales, es decir, personas que se identifiquen con ellas, que sientan lo mismo que ella, que tengan intereses en común y que puedan ayudarles a resolverles sus problemas, porque, es así, eres tú quien los vas a ayudar a ellos no ellos a ti. Cuando piensas que eres un portador de soluciones comienzas a darle valor a tu profesión de vendedor.

¿Cuántas veces le dijiste a tu madre que la ayudarías con las labores el hogar a cambio de que te dejaran salir a jugar?

Desde el primer momento en que tienes contacto con tu posible cliente debes hacerlo sentir especial, que al hablar contigo él ganará. También, debes tomar en cuenta detalles como escuchar a tu cliente potencial, interesarte genuinamente por él, reírte con él, de hecho, la conversación debe girar sobre diversos temas para relajar el ambiente.

A caso, ¿No es esto lo mismo que has hecho con tus amigos para que accedan a muchas de tus peticiones?

También te puede interesar: Cómo planificar las actividades de mi negocio

Deja de mostraste como el interesado que solo quieres sacarle la plata a la gente. ¿Quieres vender más? Véndete tú, asiste a tu próxima cita, sea presencial u on line, viéndote a ti mismo como aquellos días de colegio cuando a todos les encantaba estar con la persona más popular del salón de clases. Recuerda: no es el producto es tu actitud la que vende… y si tienes dudas pregúntale a alguien que venda seguros funerarios. (Trabajo que por cierto realicé cuando apenas tenía 18 años y recuerdo que las personas compraban el servicio porque además de hacerles sentir que sus vidas serian largas y que eso era solo previsión, yo les gastaba bromas en las que les decía que su ataúd vendría con aire acondicionado o que sería de su color favorito, hasta rosadas, si así lo querían “porque las últimas voluntades hay que respetarlas”. Con esas dos cosas generaba un clima de humor, borraba de las mentes de las personas lo aterrador de pensar en la muerte y cerraba ventas).

Otra técnica que debes emplear para vender más es entender lo que la gente realmente valora. Al respecto, en su libro El Arte de Venderse, Harry Beckwith y Christine Clifford, señalan que, “las personas valoran y pagan más por lo que usted les hace sentir”, es por ello que, con una actitud diferente, transmitiendo entusiasmo, haciendo que todo el que te escuche quiera quedarse hablando contigo porque tú lo haces sentir especial, va a generarte más ganancias que haciendo esas presentaciones frívolas que hasta tú odias hacer.

Por último, olvídate del precio.

Cuando vendía los cursos de inglés, recuerdo que el precio era lo último que le daba a conocer al posible nuevo estudiante ¿Por qué? Porque lo más importante es lo que él va a ganar, los beneficios que iba obtener aprendiendo un nuevo idioma, todas las oportunidades a las que tendría acceso, luego de ello hablamos de la empresa y cómo con este curso él podía alcanzar esas metas, al mismo tiempo que con cada palabra hacía que la persona se imaginara hablando inglés o cantando por fin esas canciones anglosajonas que tanto les encantan pero que no sabían cómo cantarlas. Después de eso, ¿quién podía poner una objeción al conocer el costo del curso? ¡Nadie!

Seguramente, esto recuerda a aquellos días cuando les vendías a tus padres aquel boletín con altas calificaciones, después de todo, tener hijo al que pudieran presumir como el mejor estudiante tenía su precio. Así pues, ¿cuántas veces lograste con altas calificaciones que te aumentaran la mesada? La cantidad no era tan importante como si lo era ser el mejor estudiante.

Así amigo lector, si has llegado hasta acá es porque sabes que poniendo en práctica estas técnicas que, como ya te referí, tú las has aplicado muy bien en tu vida, vas a lograr mucho en tu profesión como vendedor y las bendiciones económicas comenzarán a multiplicarse. GB

(Imagen principal cortesía de Imagen de Gerd Altmann en Pixabay)

Si este articulo te ha servido déjanoslo saber con tu comentario.

No dejes de suscribiste a nuestra web para que recibas todos nuestros contenidos de primera mano

También puedes seguirnos en Instagram, Twitter y Facebook como @iramagledis

¿Cómo planificar las actividades de mi negocio?

Recientemente estaba leyendo un libro titulado Vivir sin Jefe y allí descubrí algo interesante que seguramente muchos de nosotros hemos fallado en no aplicar este principio del emprendimiento

El error que muchos de nosotros cometemos al momento de emprender un negocio es dedicarnos a lo urgente antes que a lo importante. Qué quiso decir el autor de Vivir sin Jefe, Sergio Fernández, con esta frase, muy sencillo y te lo explico con este ejemplo: Cuando emprendemos estamos urgidos de comenzar a ganar dinero, por lo que nos dedicamos a satisfacer esa urgencia realizando actividades sin planificación ni mucho menos una coordinación de las actividades con la finalidad de alcanzar metas al fin de mes. Por lo que se nos hace sencillo, publicar cualquier foto que nos parezca bonita en Markeplace o publicar estados en nuestro whatsapp sin intención exitosa de una venta. ¿Por qué? Porque nuestra urgencia es vender, así que nos limitamos a solo publicar fotos o vídeos de los productos de forma desorganizada y sin un plan de trabajo que nos lleve a concluir con unas metas al fin de mes.

Luego de analizar el comportamiento de algunos atletas de alto rendimiento y de emprendedores exitosos, llegué a la conclusión que todos tenían un plan de trabajo, y este consistía en objetivos específicos y en metas, así como también en definir las estrategias a poner en práctica para alcanzar lo antes propuesto en un tiempo determinado que podría ser a mediano o largo plazo.

De manera que el error del fracaso de nuestro emprendimiento, seguramente se debe a que no tenemos una ruta definida, y que tal como sucede cuando necesitas llegar a tiempo a una entrevista, te pierdes y terminas incumpliendo con esta “meta” que te estableciste, por no haber pensando en que lo importante es conocer la ruta y no en la urgencia de llegar a la cita a la hora indicada.

¿Qué son los objetivos SMART y cómo aplicarlo en mi emprendimiento?

Los objetivos SMART son metas concretas que te permiten estar claro hacia donde quieres llegar y en cuanto tiempo.Estos objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. Esta ruta no sólo sirve para la planificación del Marketing; sino que además podrás ponerlo en práctica para analizar tu vida cotidiana.

Ejemplo:

Aumentar las ventas en un 20% (de $200.000 a $240.000 al mes) en 12 meses, del 1 de enero de 2021 al 31 de diciembre de 2021, para poder empezar la aplicación de nuestra nueva planta

S M A R T

Estrategias para alcanzar mis objetivos SMART

Una vez que tengas tus objetivos claramente definidos; es decir, sabes a dónde quieres llegar. Debes comenzar a planificar las estrategias que utilizarás para alcanzar esas metas en el tiempo que estableciste.

De manera que si te pusiste como meta aumentar tus ventas en 12 meses, lo que debes hacer es establecer una ruta de trabajo. Por ejemplo, proponerte conversar con cierta cantidad de clientes prospecto diariamente; realizar campañas publicitarias a través de las Redes Sociales; organizar ofertas en fechas importantes; enviar correos masivos a clientes antiguos; etc. Cada una de estas actividades deberás definirlas semanalmente, tiempo suficiente que te ayudará a analizar si lo que estás poniendo en práctica funciona o no. De no estar funcionado, deberás cambiar de estrategias inmediatamente, esto es la clave de que tu negocio salga adelante. IG

Cómo ganar dinero extra con tu hobby

Seguramente tienes un hobby, algo que te gusta hacer, que lo disfrutas mucho y que solo lo ves como tu momento para divertirte y relajarte. Es posible que al mismo tiempo en que estas concentrado en tu hobby también estés pensando en cómo generar más dinero e ir un paso más adelante ante los embates de la crisis económica mundial, el desempleo, la pandemia y todo el contexto nada alentador que ya conoces. Es por ello que en este artículo aprenderás cómo sacarle provecho y generar dinero extra haciendo eso que tanto disfrutas.

Lee hasta el final y descubre cómo una simple idea puede generarte muchos dividendos.

Evidentemente, hay situaciones que no puedes controlar, pero hay otras que sí. Por ejemplo: No puedes controlar la crisis económica mundial, pero, si puedes generar condiciones para cambiar tu propia economía. ¿Cierto?

¿Te das cuenta que desde esta óptica puedes comenzar a disipar las nubes grises?

Ahora bien, estarás allí preguntándote: si, pero, ¿qué hago?

Qué tal si te digo que la respuesta la tienes allí, en tus manos.

¿Te has detenido a pensar que quizás la solución a parte o, por qué no, a todos tus problemas económicos está allí frente a ti? ¿Te imaginas poder ganar dinero con tu hobby?

Pero, ¿Cómo empezar?

También te puede interesar: ¿Qué se necesita para trabajar como freelancer?

Lo primero que debes hacer es evaluar cuál es o cuáles son tus hobbies. Una vez lo definas, entonces, evalúa la factibilidad de sacarles provecho. Quizás existan muchas personas que no saben hacer eso que tú sí y por ende estarán necesitadas de tu servicio.  

Es allí en donde está el negocio.

Por ejemplo, hace algunas semanas conocimos a una joven repostera, quién nos demostró como hizo de su hobby, una pasión de la que hoy en día disfruta mientras gana dinero con ella.

Su nombre es Solimar, una emprendedora venezolana que vio en lo que sabía hacer la oportunidad para salir adelante.

Esta es su historia:

“Siempre me gustó hacer dulces, en casa siempre se preparaban dulces para compartir. Nunca pensé que haciendo algo que me servía solo para relajarme y disfrutar en familia se convertiría en mi medio de sustento. En el año 2011 un amigo me pidió que le hiciera unos ponqués para un cumpleaños y fue el comienzo de la repostería como profesión. Todo comenzó como un hobby y gradualmente fue pasando de ser algo eventual a ser un trabajo de cada día”, cuenta.

El trabajo de Solimar destaca, no solo por sus sabores únicos, también, tiene un admirable talento para realizar figuras para adornar las tortas al mejor estilo de un Buddy Valastro de cualquier otro famoso en este oficio de la repostería.

Ella puede diseñar desde una pequeña flor hasta una avioneta, set de maquillajes, coronas, personajes, animalitos y todo lo que puedas imaginar. Lo que ha servido para que grandes casas de repostería la contraten exclusivamente para hacer estos diseños o motivos. Un talento que tal y como ella lo afirma no sabía que poseía.

“Parte de mi formación fue en el taller de Cerámica Artística de Mara Vitanza. Luego en la Universidad de Oriente (UDO) dónde estudié Talla de diamantes.   Ambos oficios necesitan dedicación y paciencia. Eso fue puliendo un talento que desconocía y que salió a flote con la repostería”, dice.

Para arrancar no es necesario tener las condiciones ideales, inicia con lo que tengas y sácale provecho al máximo a tu teléfono, es decir, usa como herramientas de promoción tus redes sociales y la publicidad de boca en boca (Tus amigos y conocidos serán tus primeros clientes y ellos mismos te van a recomendar), ambas son gratis y funcionan muy bien.

Te aseguramos que, con un poco de dedicación, actitud positiva y tus ganas de salir adelante tendrás éxito.

Como todo inicio, y esto es algo que deseamos tomes en cuenta, no fue fácil para Solimar comenzar con su emprendimiento, pero, pese al miedo que sintió dio el primer paso y tomó la decisión de accionar, teniendo como premisa que, si deseas que te pase algo distinto, entonces, debes hacer cosas diferentes.

“Al principio fue lento, pero, con cada pedido iba abriendo caminos y gracias a eso de pronto todo se aceleró con las recomendaciones. Los clientes son mi mejor propaganda. Sentí miedo porque pensaba en la incertidumbre que genera no saber si te va a ir bien o mal, sin embargo, con miedo y todo arranqué, ¿qué podía perder? Entendí que tener miedo es normal, pero si no te atreves nunca sabrás cuál es el resultado”, afirma la emprendedora.

Para Solimar la diferencia la ha marcado su buena actitud y el amor por lo que hace.

“Yo amo este oficio, lo disfruto en todo momento, porque la vida es eso, disfrutar de lo bueno y aprender de lo malo. Pienso que cuando se ama lo que haces el éxito es solo una consecuencia. Si lo disfrutas se nota y si no, se nota mucho más”, añade al tiempo que nos habla del secreto para hacer sus especialidades: “Yo creo que mi verdadera especialidad es entender la idea que tiene el cliente; no siempre es fácil, pero, en base a eso materializo sus deseos lo mejor posible”.

Darse la oportunidad de ver una solución para cada situación, entender que la vida te pone a prueba y Dios te da las herramientas para que soluciones, insistir, dar lo mejor de sí y no desmayar, han sido factores que han llevado al éxito a esta talentosa mujer que con su marca Sakura Sweet, que representa a la flor del cerezo japonés y viene de saku, que significa florecer, ha sabido utilizar sus habilidades para iniciar con pocos recursos lo que hoy en día es su empresa.

“Sé que no es fácil comenzar e insistir en estos tiempos que vivimos, pero si yo hubiese dejado todo cuando nadie me conocía o cuando estaba muy cansada para aceptar otro pedido de emergencia, hoy no estaría recogiendo los frutos de mi trabajo en este camino, y considero no es ni la mitad del recorrido que puedo alcanzar”.

¿Y tú? ¿Ya pensaste cómo puedes sacarle provecho a tu hobby?

Déjanos saber en comentarios cuál es tu hobby y tus ideas de emprendimiento. Será todo un gusto para nosotras poder ayudarte de forma gratuita para que inicies tu proyecto. GB

Emprender con Marketplace

Un modelo de negocio que tras la Pandemia ha dejado buenos resultados a los emprendedores, es la venta de artículos a través de Marketplace de Facebook, mira el siguiente vídeo…

¿Cómo vender en Facebook Marketplace?

  1. En Facebook.com, haz clic en Marketplace en el menú de izquierda.
  2. Pulsa en + Vender algo y, a continuación, en Artículo en venta.
  3. Escribe el título del anuncio, el precio, tu ubicación y la categoría del artículo. …
  4. Sube una foto de tu artículo.

Cómo mantener la motivación cuando las cosas no salen como esperabas

Es muy fácil perder la motivación cuando las cosas no salen tal cual como las planeamos, más, si se trata de cuando empezamos un negocio o emprendimiento y toda esa expectativa comienza a perderse con el paso de los días, semanas e incluso meses sin ver los resultados esperados. Te dan ganas de abandonar, te entra la duda, comienzas a ver todo difícil y por mucho que, por momentos, trates de levantarte el ánimo, un nuevo tropiezo será suficiente para que tus deseos de motivarte se vayan al piso.

¿Te ha pasado?

A mí también.

Es por ello que hoy, te voy a compartir los valiosos consejos que decidí poner en práctica y que hasta ahora me han funcionado en el éxito de mi emprendimiento, sobre todo, cuando me ha tocado pasar por días de nubes grises que le bajan el ánimo a cualquier mortal.

Pero antes, me gustaría que partieras de un punto importante, y es que analices ¿por qué has perdido la motivación?

Probablemente te colocaste metas muy altas, quizás pensaste que todo iba a ser muy fácil y sin esfuerzo o, seguramente, te lanzaste a la aventura sin medir consecuencias. También pueden estar el estrés y la presión, ya sea económica o del entorno, jugándote en contra.

Pero, ¿Qué sucede cuando te desmotivas?

Te voy a contar algo, en mi caso particular cuando decidí emprender por primera vez en un negocio on line, no tenía idea de qué y cómo lo iba a hacer, solo tenía las ganas de querer generar dinero desde casa de cualquier manera.

En un principio pensé que sería muy fácil, pero, al pasar los días me di cuenta que no. La cosa no era tan fácil como me la pintaron, en ese momento mi motivación se fue al subsuelo y quise abandonar, pese a que ya había realizado una inversión.

Si has leído hasta acá es porque te sientes identificado y, quizás, también estés con ganas de tirar la toalla, tal y como me encontraba yo en aquel momento.

Pero, déjame decirte que, en ese instante de reflexión también me detuve a pensar en todo lo que perdería si dejaba tirado mi emprendimiento. Iba a perder dinero, tiempo que no se recupera jamás y lo peor que me iba a quedar con la frustración de anotarme un fracaso y terminaría dándole la razón a quienes me insistieron en que ese negocio era una locura.

Has pensado lo mismo, ¿cierto?

Pues bien, así como me desmotivé y con razones suficientes para hacerlo, debía tomar una decisión: O desistía o insistía.

Mira lo que hice… de esta manera aprendí a mantenerme motivada cuando el viento no soplaba a mi favor. Ahora quiero que lo leas con detenimiento, si es posible tomes nota y comiences desde ahora mismo a aplicar estos sencillos, pero, efectivos consejos que al igual que a mí, te ayudarán a salirle al paso a los momentos difíciles con la mejor de las actitudes.

También te podría interesar: ¿Cómo evitar que te quiten la motivación?

Lo primero que debes hacer es descargar toda esa rabia que sientes en este instante. Puedes hacerlo a solas.  Drenar todo es lo mejor que puedes hacer para liberar tensiones.  A veces nos nublamos tanto con pensamientos negativos que terminamos maximizando los problemas y no podemos ver posibles soluciones.

Siempre es aconsejable tener a alguien que te escuche, y que desde su experiencia te de una nueva óptica de lo que te sucede. Un buen amigo siempre te hará ver lo que tú no ves.

Por lo menos por un día, te aconsejo que te desconectes de todo y de todos. Si, eso incluye el teléfono. Es necesario que te deslastre de todo, que tengas un encuentro solo contigo y pienses en otras cosas o, simplemente, te distraigas un rato en otras actividades.

Si no puedes hacerlo todo un día, pues, con que lo hagas por unas cuantas horas es suficiente. Te recomiendo ir al cine, a un parque, salir a caminar o hacer un poco de ejercicio. A mí, por ejemplo, me funciona mucho la bailoterapia.

Hacer un alto para reflexionar es imperativo para mantener la motivación en circunstancias como las que hoy vives y que te han llevado hasta este punto.

Otro punto importante para que tu motivación se mantenga inamovible es recordar tus metas y los objetivos que te planteaste lograr cuando decidiste empezar con tu emprendimiento. Mantén siempre presente tus propósitos, escríbelos y tenlos en un lugar visible, así los tendrás como brújula en el momento en el que sientas que estás perdiendo tu norte.

Cuando tienes claros el para qué, no hay forma de que nada altere tus niveles de motivación a menos que sea para seguir elevándolos. Eso sí, procura que esos propósitos sean lo suficientemente poderosos como para que desees cumplirlos fervientemente. De lo contrario, tus bajones emocionales irán aumentando día a día. Y no es eso lo que quieres, ¿cierto?

También te puede interesar: ¿Eres pesimista, realista o idealista?

En este siguiente punto, te aconsejo que una vez hayas drenado, te hayas desconectado y luego recordado tus propósitos, es momento de analizar tus acciones.

Te recomiendo que tomes lápiz y papel y hagas un análisis de tu plan de acción. Evalúa si has cumplido con todas las tareas que te pusiste al iniciar tu negocio. Eso sí, debe ser objetivo al momento de responderte.

Analiza también las estrategias que has implementado, los resultados obtenidos hasta ahora y en función de ello, afina el plan. Decide qué vas a mantener y que es necesario cambiar.

Reformular tus planes siempre va a ser necesario cuando las cosas no salen a pedir de boca, es por ello que siempre debes tener un plan A, un plan B, un plan C y si es posible hasta un Plan Z, hasta que des con la estrategia que te llevará al logro del resultado deseado.

En mi caso, puedo decirte que cuando dije que lo mejor sería abandonar mi emprendimiento. Mi mentor me sugirió que escribiera todo lo que había hecho hasta ahora y que no me había dado resultado, ya habían pasado más de tres meses y muchos compañeros ya estaban ganado buen dinero y yo aún no sumaba ni un dólar, y que si lo había intentado todo y nada me servía, entonces que abandonara, pero, si no lo había hecho todo, pues, debía darme otra oportunidad.

A regañadientes lo hice, y me di cuenta que no había accionado lo suficiente, que había cosas importantes que tenía postergadas, entendí que debía dedicar más tiempo al negocio porque ya no era una empleada sino la dueña, y como bien dice el refrán: “el ojo el amo, engorda el ganado”.

También recordé todas las cosas que lograría y que podría tener si conseguía sacar provecho a este negocio. Así fui recuperando mi motivación y decidí continuar, recordándome diariamente el por qué estaba habiendo lo que hacía, el por qué había tomado la decisión de emprender, el por qué había decidido apostar a mí y a mis sueños, y no a hacer realidad los sueños de otros por la “estabilidad” que genera un sueldo.

De esta forma, mi estimado lector apliqué el siguiente consejo que hoy te comparto: Decidí volver a empezar y fue cuestión de días para que los resultaron empezaran a llegar. Puedo decirte que lo que no había ganado en tres meses lo gané en una semana, y así avancé hasta llevar mi negocio al siguiente nivel.

No solo gané dinero, también formé un equipo de trabajo on line con personas de diferentes países, inicié capacitaciones y hoy en día sigo generando ganancias con mi emprendimiento.

También te podría interesar: ¿Cómo ganar dinero con tu negocio on line?

Aumentar la confianza en ti mismo, también te hará mantenerte motivado. Para lograrlo puedes hacer ejercicios de visualización en los que te veas ganando; háblate cuando estés frente al espejo, repítete frases como: Nací para triunfar, soy un vencedor, yo puedo, quiero y lo hago, etc.; cada vez que puedas usa tu imaginación. Si, imagínate hablando con ese cliente, resolviendo sus inquietudes y cerrando la venta. Imagina que cada persona que se te presenta para preguntar por tu producto o servicio es un contrato nuevo que cerrarás en minutos.

Mantenerse motivado, a veces no suele ser fácil, más si la realidad te asecha, pero, no se trata de ser ilusos ni de crearse un mundo de fantasías, se trata de que entiendas de que la única forma que puedas ganarle la partida a las situaciones adversas es estando motivado.

Todo esto es emocional, es por ello que cuidar tus emociones también debe estar dentro de tus prioridades. ¿Cómo hacerlo? ¿Qué tal si empiezas por cambiar la música que escuchas? Si, así como lees, ¿Sabes la influencia que tiene la música en nuestras emociones?

¿Te ha pasado que algunas canciones te ponen triste, te hacen llorar o te recuerdan alguna situación desagradable? Qué ocurre en ese momento, escuchas la música tus niveles de energía bajan e inconscientemente comienzas a desmotivarte y eso lo verás reflejado en tu negocio o emprendimiento.

Así que te invito a escuchar música que te eleve esos niveles de energía. Escucha música que te hagan sentir que tú eres un héroe o una heroína, y verás como hoy cuando llegues a tu oficina o te sientes frente a tu ordenador a trabajar sentirás que eres invencible. Te aseguro que te acordarás de este artículo.

Es normal que te desmotives en algún momento, es normal que decaigas, es normal que un día quieras tirarlo todo a la basura, pero lo que no es normal es que te quedes allí sumergido en el decaimiento, en la crisis, en el plan de víctima. No, esa no es la actitud de un vencedor.

Tu motivación lo es todo en cualquier cosa que decidas hacer en la vida, es tu motor y debes cuidarla a toda costa, es por ello que hoy te comparto mi experiencia, que espero te de muchos resultados al igual que a mí.

Un último consejo, no olvides que las cosas no se logran de la noche a la mañana y que tal y como sembrar una planta, todo lleva su tiempo. La planta para crecer y dar frutos necesita que la rieguen a diario. Tu negocio, que es tu planta, también necesita de ciertos cuidados y su principal fuente de energía para crecer y dar frutos es tu gran motivación. GB

Te invitamos a dejarnos tu comentario sobre el contenido de este artículo. No olvides suscribirte a nuestra web para que recibas de primera mano contenidos tan valiosos como este.

Mujeres emprendedoras con ideas que inspiran

Sin lugar a dudas, la pandemia por el Covid-19 y la asfixiante crisis económica en Venezuela han obligado a muchos a reinventarse y redireccionar sus fuentes de ingresos, dándose la oportunidad de desarrollar emprendimientos que, lejos están de los empleos tradicionales que por décadas representaron la tranquilidad de tener asegurada la quincena y por ende cubiertos todos los gastos.

Tal es el caso de un trio de emprendedoras que ante el vertiginoso y dramático vuelco en el mencionado contexto decidió apostar por el emprendimiento, poniendo en práctica una idea muy original que día a día se hace cada vez más popular en su lugar de origen, Ciudad Bolívar, estado Bolívar, al sur de Venezuela.

Se trata de Zai´s Cream, un concepto distinto en heladería que ya tiene más un año endulzando el paladar de sus decenas de clientes, quienes disfrutan de la una gran variedad de sabores que se presentan en dos líneas, la Regular y Premium, entre los que destacan sabores como Fresa, Chocolate, Coco, Mantecado, Torta Suiza, Naranja Cool, Cherry, Chocotrozos, Parchita Cream, Mango Cream, Quesi Cream, Caramelo Coffee, Brownie And Roses, Cookies And Cream y la nueva sensación el Zai`s Cream Sandwich, elaborado con galletas de chispas de chocolate.

Un emprendimiento de tres mujeres: madre e hijas. Zaida Delgadillo, madre, profesora de Ciencias Básicas; Zaidert Osto Delgadillo, de 20 años de edad, estudiante de 6to semestre de medicina, y Zaibert Osto Delgadillo, estudiante de décimo semestre de medicina.

Esta familia emprendedora cuenta que, la idea surgió al llegar la pandemia al país y verse obligadas a quedarse en casa debido a la cuarentena establecida por el Gobierno nacional.

“Mi hermana y yo no estábamos viendo clases, mama tampoco estaba asistiendo al colegio y requeríamos de una entrada de dinero y se nos ocurrió iniciar con lo que sabíamos hacer y con los recursos con los que contábamos, eso si con un concepto bien elaborado que se diferenciara tanto en sabores como en buen servicio y precios accesibles para poder penetrar y permanecer en el tambaleante mercado, dado que para nadie es un secreto la crisis económica de nuestro país”.

El original nombre de la marca nació de un juego de palabras. “Es la combinación de Ice cream y nuestros nombres que empiezan por Zai, entonces decidimos llamarlo Zai`s Cream”

Los helados de Zai´s Cream vienen en tres presentaciones 32 Onz (1 litro), 16 onz (1/2 ltro) y 5 Onz, y además del exquisito sabor, su gran atractivo es su delicada presentación, con una espectacular combinación de colores, que a simple vistan invitan a degustar.

Para estas damas, iniciar este emprendimiento y mantenerlo no ha sido tarea fácil.

“Como todo inicio, cuando se abre un camino es bastante difícil, pero, siempre hemos contando con el apoyo de muchas personas, siempre con el respaldo de Dios. Al comienzo, todo lo hacíamos manual, era muy agotador, pero como teníamos un objetivo claro, trabajamos con amor en función de cumplirlo, eso nos motivaba a seguir”.

La constancia y sobreponerse a la adversidad también han marcado el éxito para estas féminas.

“Hubo un momento en el que también pasamos por la pérdida física de algunos familiares, fueron momentos difíciles de afrontar, en esos instantes era inevitable decaer y por ende el negocio también decaía; debido a la situación económica tuvimos que pasar hasta un mes sin invertir porque no teníamos cómo hacerlo, sin embargo, el sol siempre sale y pudimos recuperarnos, gracias a Dios. ahora empezamos de nuevo con más fuerza, ya tenemos un nombre que empieza a tomar más fuerza y popularidad en la ciudad, contamos con otras marcas aliadas y podemos decir que estamos presente en el día a día de la población bolivarense”.

La gran enseñanza: Empieza con lo que tengas

“Entre tantas cosas, una de las mejores enseñanzas que nos ha dejado Zai`s Cream es que no se necesita un gran capital para emprender un negocio que sea prospero, porque el negocio lo haces próspero tú con esfuerzo, con disciplina, con la dedicación y después de eso, de ese trabajo constante, hay que tener la calma para seguir y con mucha fe esperar el resultado. Es bastante gratificante saber que ese resultado no solo se debe a tu esfuerzo propio, o en nuestro caso a un gran esfuerzo familiar, sino también al apoyo de muchas personas que creen ti y que han estado para tenderte la mano”.

Un consejo por si aún dudas en comenzar a emprender

“Para quienes deseen emprender le aconsejamos que el tiempo es ahora, ya. Si fracasaste en otro negocio o las cosas hasta ahora no te han salido como has querido eso solo queda como experiencia, pero, no te puede marcar con miedo o incertidumbre, eso debe servirte solo como impulso. Con respecto al futuro, sencillamente no sabemos qué va a pasar mañana, pero, lo importante es que hoy nosotros estamos a tiempo para comenzar lo que queramos, con poco o con mucho, más si estamos en una situación tan singular como la Venezuela. Piensen siempre en que la dedicación va a rendir frutos”.

El secreto de Zai´s Cream

“Si hay una meta y un punto fijo hacia donde estas mirando siempre esa va a ser tu motivación para seguir pese a las dificultades. El secreto es: No rendirse. Cuando se tiene la fortaleza física, mental y espiritual podemos levantarnos siempre. No todos los días son oscuros, no siempre as a estar abajo. También vas a tener muchos días buenos es allí cuando debes aprovechar todas las oportunidades que se te presenten” GB

Fotos: Cortesía Zai´s Cream, /Foto principal: Imagen de fancycrave1 en Pixabay 

No olviden dejarnos sus comentarios y suscribirse a nuestra web para reciban todos nuestros contenidos de primera mano.

Una lección de vida

A inicios del nuevo milenio trabajaba en una empresa de publicidad. Me dedicaba a vender cursos de inglés usando las tradicionales técnicas de ventas como puerta a puerta, sondeos de opinión, volanteo, etc.

Con dicha empresa tuve la oportunidad de viajar siempre y de pasearme por todas sus sedes, laboralmente hablando. Muchas veces estos traslados eran imprevistos y cada vez se hacían con mayor frecuencia, por lo menos en mi caso.

Como en cualquier trabajo en los que dependes de las ventas tienes épocas de vacas gordas y de vacas flacas, y yo, en ese entonces me encontraba en un período de estas últimas. Recuerdo que estaba en Caracas, capital de Venezuela, y de pronto sonó mi teléfono. Era mi jefe para decirme que al día siguiente debía estar en Puerto Ordaz, ciudad ubicada al sur del país, a unos 700 kilómetros de la gran metrópolis.

Justamente, un día antes había pagado la renta del alquiler y había subsanado mis gastos del mes. Solo tenía en mis bolsillos lo necesario para vivir esas cuatro semanas mientras las ventas aumentaban. Ahora con la noticia de que me iba, me encontraba en una situación bastante complicada porque debía costear mi pasaje y al llegar a la nueva ciudad ya no tendría para mantenerme, pues, el traslado no incluía viáticos porque Puerto Ordaz era mi lugar de origen. Para ese entonces, hace rato no dependía de nadie.

Tuve que irme, intenté recuperar el pago del alquiler que ya no iba a usar, pero, fue inútil. Llegué a la mañana siguiente a mi destino y no tenía dinero. Llegué a casa de mis padres porque no tenía para pagar un nuevo alquiler, quienes vivían muy lejos de mi lugar de trabajo, en una zona industrial en la que se ubicada a escasos metros una compañía de refrescos muy reconocida en el mundo entero.

Ese primer día de trabajo, en el que sería recibida por todo lo alto en la oficina, no tenía ni para un taxi. Sin más remedio que ir a trabajar, sin excusas, tuve que ingeniármelas para trasladarme desde aquel punto lejano en una zona popular de otra ciudad llamada San Félix a Puerto Ordaz. Me fui caminando hasta la avenida y al pasar por el frente de la empresa de refrescos veía a los camioneros salir con sus cargas. Le pregunté a uno quién iba para Puerto Ordaz, me respondió que él, casualmente. Me atreví a pedirle la cola o aventón. Así montada en aquel camión con mi traje ejecutiva llegué hasta el centro comercial en donde se ubicaba mi oficina.

Mientras esperaba el ascensor pensaba en mi situación económica, pues, estabilizarme me tomaría unas cuantas semanas. Pensé en pedir prestado, pese a que me aguantaría los regaños de mi nueva jefa, quien odiaba que algún vendedor se atreviera a eso.

Llegué finalmente a la oficina. Me armé de valor para explicarle mi situación y le dije que me prestara dinero hasta que cobrara. Jamás imaginé que su respuesta inmediata se convertiría en una gran lección de vida que hoy conservo y aplico tácitamente.

Ella me dijo: -Toma. Aquí tienes 500 volantes para que los entregues mañana en el portón de CVG Alcasa (Empresa Básica de la industria del aluminio)

Yo no podía creer lo que estaba viendo. ¿Cómo era posible que le había pedido dinero porque no tenía ni para un pasaje y ahora me salía con que debía entregar 500 volantes (folletos) en un lugar que quedaba a más de 20 kilómetros de la casa de mis padres?

“Te quiero mañana a las 6:00 de la mañana en el portón, a esa hora entran los trabajadores. Estaré allí para supervisarte”, sentenció.

Así terminó mi reunión de pocos minutos tras pedir dinero prestado a mi jefa. Con todo el coraje del mundo y pensando en tan vil injusticia ahora debía cumplir con la encomienda porque si no me quedaría sin empleo y eso sería más grave aún.

Mi jefa, esa mujer autoritaria en ese momento, también, era muy humana y hasta debo decir, se había convertido en una amiga porque no era la primera vez que trabajábamos juntas. Quizás valiéndome de esa amistad fue que me atreví a pedirle el préstamo, pero ni eso pudo con lo que ella quería enseñarme.

Me fui de la oficina visiblemente molesta. Bajé a tomar café en una fuente de soda cuando me encuentro a un primo de mi jefa, quien también era mi amigo. Cuando me preguntó por ella le conté lo que me había hecho.

-Pero, ¿qué le pasa? ¿No entiende que tú no tienes como movilizarte? Claro, como ella tiene carro. No te preocupes Gledis, yo mañana a las 5:30 am te voy a ir a buscar y te dejo en Alcasa. Esa no va a ir a supervisar nada, la conozco.

En ese momento sentí que mi alma se devolvía a mi cuerpo.

Al día siguiente, muy puntual mi amigo fue a buscarme. Me vestí con mi mejor traje y me fui a repartir los volantes al portón de Alcasa. A las 6:00 am estaba allí esperando que llegara el cambio de turno para empezar mi faena. Por un momento giré la mirada hacia el estacionamiento de aquel lugar y allí estaba mi jefa, cumplió su palabra, fue a supervisar, pero no se quedó, solo se aseguró de que yo estuviera allí tal y como ella lo había ordenado.

Finalmente llegaron los trabajadores, comencé a entregar folletos. Era una estampida de hombres y mujeres. Creo que finalicé en menos de una hora. Fue muy rápido todo, pero logré mi objetivo de entregar todo el material. De pronto, me vi dentro de la empresa porque sin darme cuenta irrumpí la seguridad en aquel lugar. Estando allí y sin tener como regresar a la oficina porque mi amigo se había ido pensé en captar alguna persona para ver si estaba interesada en el curso que yo ofrecía. Así, hablé con un muchacho, éste se mostró interesado y me dijo que le diera unos minutos. En ese instante suena mi teléfono, era mi jefa.

-Hola Gledis, ¿entregaste los volantes?

-Si. Ya terminé.

-Bueno, vete hasta celdas 1 que allí te está esperando el supervisor. Llamó acá gracias a uno de tus volantes y está interesado en el curso para sus dos hijas.

La noticia me contentó mucho y sin dudarlo me fui hasta el sitio. Celdas 1 era la primera línea en la que iniciaba el proceso de transformación de la alúmina en unos hornos con unos canales cuyas temperaturas no alcanzo a imaginar los grados en las que oscilaban, solo puedo decirles que si alguien caía allí no iban a sacar ni el recuerdo de esa persona.

Pasé con mucho cuidado, tratando de no ensuciar mi traje y que mis tacones no quedaran atorados en ningún punto del rustico piso, si así podía llamarse, y ubiqué al supervisor. Le expliqué en qué consistía el curso y de forma inmediata inscribió a sus dos hijas, me pagó con un cheque.

En ese momento se acercó un compañero suyo a preguntarle qué era lo que había comprado y éste le dijo que un curso de inglés para sus dos hijas. Este señor también se mostró interesado y aprovechó de comprar un curso también para uno de sus hijos. En menos de 20 minutos ya había vendido tres cursos.

Salí de aquel caluroso lugar en el que respirar normal era casi imposible, pues, era el típico ambiente de una industria de tal magnitud en donde una densa nube del polvillo propio que deriva de la alúmina penetra en cada espacio.

Al salir, fui abordada por los inspectores de seguridad quienes me llamaron la atención por haber penetrado en tan peligroso lugar sin protección y, peor aún, sin un permiso. Me sacaron hasta la entrada, pero antes, justo cuando estos señores cumpliendo con su trabajo se disponían a deshacerse de mi alguien me llamó. Al voltear, me percaté que se trataba de aquel muchacho con el que había hablado inicialmente, si, el que me pidió unos minutos.

-Gledis, no sé qué te me hiciste. Tengo rato buscándote. Estaba esperando que abrieran la sucursal del banco que hay aquí para darte la plata de mi inscripción. En la tarde paso por tu oficina.

Ufff…. No podía estar más feliz. Ya no eran tres si no cuatro las matrículas de aquel día. ¡Fabuloso!

Ahora sí, debía abandonar el lugar. Pero, ¿Cómo me iba?

Pues, mi amigo había regresado por mí. Yo no lo sabía. Eran casi las 10:00 am y nos fuimos a desayunar.

Más tarde regresé a la oficina, allí estaba mi jefa esperándome, su rostro había cambiado. Ella pensaba que yo tenía en mi haber dos cursos vendidos, pero para su sorpresa habían sido cuatro.

Me pidió que pasara a su oficina y la esperara allí. 15 minutos más tarde regresó, contenta y con una cantidad de dinero para mí.

-Me tardé porque estaba en administración gestionando un adelanto de tus comisiones para que puedas trabajar por este mes hasta estabilizarte. Ahora sí, aquí tienes el dinero que me pediste ayer.

Lo que acaba de pasarme fue un aprendizaje que llevo tatuado en mi cerebro. Mi jefa me enseñó a actuar desde mi poder creador. ¿Por qué tenía que pedir si podía producir el dinero? ¿A caso no es de eso que trata el hecho de ser vendedor, de producir, de procurarse metas y cumplirlas?

Si ella me hubiese prestado la plata el aprendizaje no se habría dado. Si ella me hubiese prestado la plata yo no habría recuperado la confianza en mí, en que yo tenía la capacidad de cambiar mis circunstancias.

Si, en aquel instante cuando me dio los volantes créanme que la odié, pero cuando vi su enseñanza valoré su lección.

Aprendí a sacar lo mejor de mí. Aprendí que definitivamente las excusas no existen. Aprendí que Dios siempre va a proveer las circunstancias para que podamos salir adelante. Podría decir más enseñanzas, pero, prefiero que tú estimado amigo o amiga que has llegado hasta este punto en la lectura de este relato saques tus propias moralejas y las compartas en los comentarios.

Antes de concluir, les cuento que luego de que mi jefa me diera el adelanto de comisión y que nuevamente la sonrisa se apoderara de mi rostro, recibí otro regaño de su parte:

-¡Ahora me haces el favor, Gledis Bonilla, y te vas a tu casa a bañarte que mira como estás llena de alúmina por todos lados! Ja ja ja. GB