La determinación, el deseo intenso y el creer fervientemente en que el sueño se haría realidad, han formado parte de la mezcla perfecta para la consagración de la atleta venezolana Yulimar Rojas como la mejor del mundo en Salto Triple tras imponer un nuevo record mundial de 15,67mts.

Yulimar Rojas: La criolla dorada

Una preparación de 4 años para una competencia de apenas 30 segundos, que la catapultan en historia de los Juegos Olímpicos. El record anterior permanecía vigente desde el año 1995, precisamente en el que Yulimar vio la luz de este mundo.

La vida para esta joven de 25 años de edad, de 1.92 mts de estatura, quien nació en Caracas, pero creció en Puerto La Cruz, al oriente de Venezuela, no fue fácil. Creció en una humilde vivienda de zinc a la que ella misma señala le daba miedo permanecer cuando llovía.

Pero su origen humilde no fue excusa para que dejara de soñar. A los 13 años inició en el mundo de los deportes, pero en voleibol. Pero, a la edad de 13 años, llegó el día que le daría el giro definitivo a su vida cuando fue invitada a practicar Salto Alto, logrando su primera participación en juegos nacionales e iniciando con pie derecho una exitosa carrera, pues, desde el inicio cada salto de Yulimar valió oro.

Ganó en los Juegos Campeonato Sudamericano Juvenil de Atletismo 2011, en 2013 impuso récords juveniles sudamericanos, en 2015 clasificó a la los Juegos Olímpicos de Rio 2016 en donde alcanzó la medalla de plata, en 2018 logró oro en Birmingham, en 2019 impuso records personal en los Juegos Panamericanos de Lima, el año pasado en Madrid batió record mundial en Salto Triple en pista cubierta y es 01 de agosto de 2021 batió el record olímpico en Tokio con una marca de 15:41 en el primer intento, y finalmente imponer el récord mundial con un salto de 15,67.

Tras alcanzar este logro la superestrella de atletismo en el mundo logró también la hazaña de convertirse en la primera mujer en ganar una medalla de oro olímpico para su país.

“Yo siempre he dicho que quería ser la primera mujer en Venezuela en conseguir una medalla de oro olímpica”, así lo declaraba ante el mundo.

Si algo destaca de este joven atleta es que está convencida de que querer es poder. Yulimar no duda. Cree en ella, en lo que hace, en su entrenador, en su equipo. Su deseo de superación siempre ha sido más grande que cualquier obstáculo y ha sido ese ímpetu y ese deseo intenso de transcender lo que la ha llevado a hacerse cada vez más grande.

Tras su triunfo, Yulimar envió un contundente mensaje a las mujeres. “…Las mujeres podemos llegar a lo más alto y podemos hacer historia. Hoy se hace historia y las mujeres deben estar súper emocionadas y agradecidas, empoderadas de saber que yo he podido conseguir esto y se puede lograr lo que quieran”.

Ella pudo haberse quedado en su barrio, ser una más de las que se resigna a su realidad, pero, decidió pagar el precio hasta hacer realidad sus sueños, demostrando que los únicos límites que existen son los que imponemos en nuestras mentes.

Y tal como ella misma lo señala, todos podemos lograr lo que queramos si tomamos la decisión de hacerlo y no descansar hasta lograrlo.  

Yulimar Rojas es un vivo ejemplo de perseverancia, de constancia, de disciplina, y con su triunfo hoy nos deja una gran lección: Si te lo propones, si dejas atrás los miedos y estás dispuesto a realmente a trabajar por ello estarás destinado a dejar una huella en este mundo. GB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s