Mujeres venezolanas demuestran que ante la adversidad la única opción es hacerse grande

En un país como Venezuela, con una acentuada crisis económica, en el que millones de habitantes han perdido el poder adquisitivo y día a día ven cómo el salario que perciben fruto del esfuerzo de su trabajo se reduce considerablemente al punto no alcanzar siquiera para comprar el mercado de una semana, la creatividad y el ingenio de su gente pasan a ser los grandes protagonistas “porque no podemos vivir con los 4 dólares del salario mínimo”.

Todos los años los venezolanos reciben un aumento de salario para el 1 de mayo, en ocasión al Día del Trabajador, y en algunos casos, el Gobierno de ese país ha realizado incrementos fuera de esta fecha, dependiendo del comportamiento del ya asfixiante contexto económico; además, mensualmente da bonos económicos a quienes están inscritos en sus plataformas para “ayudar al pueblo”, sin embargo, estos aportes que en la mayoría de los casos no llegan a los cinco dólares, también quedan muy por debajo de lo que se necesita para cubrir la canasta básica que supera los 200 dólares al mes. 

Atrás quedaron aquellos días en los que los trabajadores del país suramericano esperaban ansiosos el tan esperado aumento presidencial, pues, anteriormente “hasta ganando sueldo mínimo uno se daba su lujito”.

En la actualidad, el nuevo salario mínimo integral que recibe un trabajador venezolano es de 10 millones de bolívares lo equivalente a 4 dólares mensuales.

La pregunta que surge es ¿Cómo se puede vivir con un ingreso de cuatro dólares al mes?

La repuesta a esta pregunta la tienen 4 venezolanas, quienes demuestran que ante la adversidad la única opción es hacerse grande. Y tal como afirma María Parra, “aquí todo el mundo ha tenido que ingeniárselas para sobrevivir. Son muy pocas las personas que no han creado otras fuentes de ingresos y eso nos ha hecho reaccionar, nos ha hecho descubrirnos”.

María es ama de casa, madre de 2 hijos, educadora, no se quedó en su casa a lamentarse por el sueldo que recibe por su profesión y tomó la decisión de invertir los pocos ahorros que tenía para emprender con su propio negocio.

María vende desayunos en un mercado popular y todos los días genera ganancias por encima de los 10 dólares.

“Vendo pastelitos, empanadas, café, jugos, etc. y la gente me compra. Al principio me daba un poco de pena porque yo estaba acostumbrada a mi ambiente en la escuela y a mantener mi imagen como docente, pero no, era eso o morir de hambre. Tengo una familia a quien mantener y no puedo darme el lujo de quedarme llorando en casa por la situación”, comentó.

María lleva dos años viviendo de su negocio y aunque el inicio fue duro, hoy cuenta con una gran clientela y ha extendido sus servicios ofreciendo almuerzos y platos especiales por encargo para reuniones y eventos.

Otra mujer que se convierte en vivo ejemplo de que en las crisis surgen las oportunidades es Daysiré, una joven administradora que, gracias a la crisis en su país, se dio cuenta que siendo autoempleada podía ganar mucho más.

“Cuando vi que trabajar para una empresa devengando un salario tan bajo no me servía tomé la decisión de renunciar. Asumí el riesgo y con la fe en Dios decidí ofrecer mis servicios administrativos. Ahora trabajo con varias empresas y soy yo quien decido cuánto ganar por mi esfuerzo. Ahora soy mi propio jefe y, lo mejor de todo, tengo tiempo para compartir con mi hija y mi esposo”, dijo.

Además de ofrecer sus servicios como administradora, Deysiré también realiza otros trabajos en diversas áreas y sigue generando ingresos extras.

Karen, es otra emprendedora que tampoco se quedó paralizada ante la situación venezolana. Esta administradora de profesión a raíz de la crisis sacó además de su talento para los números, su casta de buena negociante para salir adelante como su microempresaria.

“He pasado por vender desayunos y almuerzos, ofrecer venta de pollo, alimentos no perecederos, tortas por encargo, hasta vender pescado en el mercado. Junto a mi esposo viajamos a cuatro horas de la ciudad en donde vivimos para ir a buscar la mejor mercancía para nuestros clientes. Es un esfuerzo de varios días lograr tener todo listo para ofrecer la mercancía los fines de semana, pero siempre cumplimos. Esto nos ha servido para demostrarnos que podemos hacer grandes cosas y obtener más beneficios si salimos de nuestra zona de confort”.

Francia, una madre de seis hijos también demuestra cómo salir al paso a la crisis.

“Ahora trabajo más pero también me alcanza más el dinero. Pasé muchas noches llorando porque no sabía qué hacer para que en mi casa pudiéramos comer. Lo único que veía era que el salario cada día me rendía menos. Es muy duro soportar un mal ambiente de trabajo, dedicarle muchas horas y que cuando vayas a cobrar el sueldo no te da ni para comprar un buen mercado y la situación es más compleja cuando se te enferma un hijo o un nieto o cuando se daña algún aparato electrodoméstico en casa. Me las ingenié y me fui a buscar trabajo en varias casas de familia, les ofrecía mis servicios por un día, les gustaba y me contrataban, y no solo eso, además me recomendaron en otras casas y hoy hasta me llevo a mi hija para que me ayude porque sola no puedo cubrir todo. Limpiando casas he ganado 100 veces lo que me ganaba en la empresa en la que trabajaba”, relató.

La realidad en Venezuela se deja ver por sí sola, pero es su gente quien marca la diferencia demostrando cómo salir adelante. Existe una gran parte de la población que ante la falta de oportunidades ha abandonado el país, pero hay otra que no puede o, sencillamente, no desea hacerlo y deben arreglárselas para salir adelante, demostrando la creatividad, el talento y la fortaleza que caracteriza a los venezolanos de bien, esos que tienen claro que, “hay que resolver, no podemos quedarnos en el lamento y siendo las víctimas de las circunstancias”. GB

Cortesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s